Seminci `07 (2 de 2)

SE; JIE: Nueva película de Ang Lee tras Brokeback Mountain, con sus virtudes (Es hermosa, está bien rodada y su ambientación es la leche) y sus defectos (se me hizo interminable y no entiendo la postura del director de contar en dos horas y treinta y siete minutos lo que podría contar en hora y media).

La historia mola: Segunda guerra mundial. En una china tomada al asalto por los japoneses, unos estudiantes idealistas forman un grupo de teatro e, inflamados por el ardor patriótico, deciden crear su propia célula de la resistencia y hacer pasar a la protagonista por una acaudalada joven con el objeto de introducirla en los círculos de la alta sociedad colaboracionista china y acabar con el mas poderoso.

El problema es que no siento tensión, las interminables partidas de Mah-Jong parecen en tiempo real, no me genera interés y las (supuestas) secuencias escandalosas de sexo (más o menos explicito) me resultan como una versión actualizada  del kamasutra. No veía el momento en que terminase la peli y alguna cabezadita ya di. (Tengamos en cuenta que era sesión de las ocho y media de la mañana y que su ritmo era más que pausado).

En fin, me quedo con la idea central y con la música de Alexandre Desplat que molaba mucho.

MUJERES AL  BORDE DE UN ATAQUE DE NERVIOS: Jamás había visto esta película en pantalla grande y la verdad es que mereció la pena. Junto con Que He hecho YO para merecer esto y Átame, es lo mejor que ha hecho Almodóvar. Consigue que actores y actrices para mi intragables como Fernando Guillen y Maria Barranco me resulten simpáticos.

Hay fallos de guión y los decorados cantan un huevo; algunas cosas de la película están resueltas con un “porque si”, pero sigue teniendo encanto después de casi veinte años. Ahí es nada.

MATAR A UN RUISEÑOR: Ultima película del ciclo judicial y otra película de Robert Mulligan que quería ver en pantalla grande después de ver The Other en Sitges.

A este señor se le daba bien dirigir a críos porque, a pesar de que estos son un pelín hiperactivos y siempre están al borde de merecerse un par de sopapos, tienen encanto. Gregory Peck es el sufrido padre viudo al que le cae el marrón de defender a un negro acusado de violar a una blanca. La recordaba mejor, pero sigue funcionando con el fondo de la América profunda sureña a través de los ojos de la niña protagonista.

BLIND: Peliculilla noruega de una feminista que adora los anuncios de compresas de Isabel Coixette y su rollito de “a que huelen las nubes”.

En un siglo XIX que parece el XXI, un malcriado chaval ciego grita como un poseso y es burro como el solo. La madre, rara y con alguna enfermedad que a veces le hace ir con bastones y otras con sillas de ruedas, contrata a una misteriosa albina (Que viste y comporta como las elfas del Señor de los anillos) para que lea al chaval y le de un poco de educación. La primera escena entre ellos es de traca y parece Matrix: El tío lanza un plato y una taza por los aires y ellos los coge como si tal cosa, luego le da un par de cachetadas y esto parece gustarle al tío, que se empieza a poner dócil.

En menos de una secuencia se enamora de ella y quiere tocarla y la albina le aparta diciendo que apesta. El tío se lava y conquista su corazoncito y comienzan a tontear ante la mirada de una madre, que a veces parece que le mola que hijo se lo monte con la albina y otras veces parece molestarle. Cada  vez que le lee cuentos de Hans Christian Andersen, el chico “ve” las cosas con los colores que recuerda de antes de quedarse ciego… y pase que “vea” copos de nieve y flores y demás… Pero una jirafa en su jardin!!! Eso es pasarse, tía.

En fin, que al chico le operan de los ojos y la albina se da el piro porque ella le dijo que era pelirroja y que tenía 21 años, cuando realmente tiene unos treinta y pico. La madre le dice a su medico que cuide del chico que es ingenuo, y le da una carta que escribió la albina. El medico lo primero que hace según recupera el rapaz la vista es enseñarle el cadáver de su madre y plantarle unas gafas supermodernosas; el chico busca a la albina y al medico sólo se le ocurre llevarle a un puticlub estilo las mil y una noche donde el chico pide a todas las prostitutas que le lean para ver si la voz de alguna es la de la albina. Como resulta que no, se lía a leches con todas y se larga a Estambul una temporada. Vuelve lleno de pena por la albina desaparecida y se la encuentra trabajando en una biblioteca. Le intenta convencer de que vuelva con el y ella se larga. Y es ahora cuando el medico (Y no antes, que desmemoriado) le da la carta en la que la Albina le dice que su amor es imposible y bla, bla. Y el chaval, ojo que aquí viene la lectura de la película, se clava dos punzones de hielo en los ojos y se queda ciego para los restos.

La ultima secuencia no tiene pudor: El chico en medio de su jardín, con los ojos vendados y sonriendo como un bobo porque recuerda a su albina desaparecida. O sea: Los tíos apestamos, los tíos somos animales y la única forma de tranquilizarnos es dejándonos ciegos y quietecitos. Vale, has conquistado mi corazón en esta película que roba sin pudor a Cenicienta y a Luces de Ciudad de Charles Chaplin.

LA ZONA: Y para terminar una película que me puso las pilas. En México DF hay una superurbanización de lujo llamada la zona, que convive con una zona de casas miserables. La zona está rodeada por unos muros y valla electrificada y cuenta con su propia policía según un acuerdo que les permitirá seguir así hasta que haya delitos de sangre. Una noche, una tormenta derriba un muro y entran tres chorizos de mala muerte que no tardan ni diez minutos en montar una gorda. A partir de ese momento los habitantes de la zona tienen que localizar a los intrusos y eliminarlos, además de esquivar las pesquisas de un agente de policía que quiere acabar con su status.

Seca, pesimista, violenta, con algunos de los mejores elementos de las películas de John Carpenter y con momentos que me recuerdan a Alien y La Invasión de Los Ultracuerpos. La lectura es básica y vista mil veces, pero funciona: Quién es peor? Los de fuera de la zona o los de dentro? Podría ser mejor, es cierto, porque algunas veces decae el ritmo y se plantean tramas paranoides que daban más de si… pero después del sopor de la película anterior yo salí super contento del cine.

El personaje de Maribel Verdu es de lo mas soso de la película, pero tiene la mejor frase cuando le dice a su marido: “Quieres que te lea el futuro? Nos vamos todos a la mierda”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine, Festivales De Cine y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s