SUNSHINE

Trailer potente. Imágenes que molan. Buenos Efectos especiales.

En un futuro indeterminado el sol está agonizando y la humanidad manda una nave espacial, el Icarus II, con una súper bomba para revitalizarlo. La primera misión, el Icarus I, desapareció siete años antes. Y cuando la segunda misión se va acercando al sol reciben la llamada de auxilio de la nave desaparecida.

Sunshine como película no apasiona, tiene demasiados referentes como para ser original, no tiene ningún giro de guión que pueda sorprender, los personajes importan tan poco que da igual lo que les sucede y su principal defecto es Danny Boyle, su director: Le gusta demasiado mirarse el ombligo y siempre juega al “me encanto me encanto” visual. Algunas veces esto es un acierto, por ejemplo las alucinaciones de los drogadictos de Trainspotting, la rapidez de los ataques de los “zombis” de 28 Días Después o los críos jugando en una casa que se va construyendo sola en Millions… Pero aquí sus supuestos hallazgos visuales son simples engaños al espectador y no crea ninguna sensación a recordar.

En fin, una pena que una película de entretenimiento sea un mero espectáculo visual. Para eso ya están los fuegos artificiales.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s