NO PROFANAR EL SUEÑO DE LOS MUERTOS

Ah, a veces mola más lo que uno se imagina, que lo que realmente es. Yo tenía doce o trece años cuando un día llegue al colegio y no dejaban de hablar de No Profanar el sueño de los muertos, la película que habían emitido la noche anterior en televisiÓn. Y yo, que no la vi porque mi padre me lo prohibió, estaba con la boca abierta: Que si a un tío le abren las tripas y se las comen, que a la telefonista también se la jaman los zombies, que un bebé saca un ojo a una enfermera, que si, que si… Y yo quedé en desigualdad de condiciones y según pasaban los años, la película de marras se iba convirtiendo en un mito en mi cabeza: Tenía (no, DEBÍA) verla.

Iba leyendo sobre ella en diversos foros, elevándola a la categoría de clásico, hablando sobre si era la imitación hispano/italiana de La Noche De Los Muertos Vivientes de George A. Romero y que, además, era mejor que la película madre.

Y yo sin verla, y muriéndome de ganas.

Así que al final, el otro día, me senté en el sofá y la vi. Joer… Y no era para tanto, qué mala. Si que es cierto que todo el principio no está mal, con la maquina esa de ultrasonidos, que acaba con los insectos convirtiéndoles en fieras asesinas que se matan entre si, que ya sabes que va a montar una buena. Pero luego aquello comienza a desbarrar. A uno le han enseñado desde pequeñito que los zombies son más bien tardos, lentos, y que no piensan demasiado. Claro está que luego llegaron Zach Snyder y Danny Boyle y revolucionaron este mundillo con unos zombies que corrían como galgos. Bueno, las teorías están para ser refutadas y los conceptos para ser reinventados. Pero es que esta película ya se pasa tres pueblos.

Puede resultar simpático que a la gente un poco hippie (recordemos que la película en setentona) en los pueblos de la Gran Bretaña profunda les miren mal, pero es que aparece un juez que dice que se dedican al amor libre (esto es cierto) y a practicas satánicas (para mear y no echar gota).

Y luego todo lo que rodea a los zombies, ay Dios.

Primero que se sacan de la manga la teoría de que los ultrasonidos afectan a los seres con un sistema nervioso básico, osea: Los bebes y los recién muertos. Hasta aquí todo Ok. Pero luego los zombies despiertan a otros zombies ungiéndoles con sangre de vivo… Bueno, vale, tiene rollito vudú y no pega tanto… Encima luego los zombies lanzan lapidas como quien tira piedras al agua, lo acepto porque el hambre manda y hay que comerse al tonto de turno. Pero que la única forma de matar a los zombies sea acercándoles una llama y que ardan como la yesca! Amos, anda! eso ya me empieza a patear… Y que los zombies sean “tan listos” como para, llegado el momento, hacerse el muerto (valga la redundancia) en una ambulancia y esperar a llegar al hospital para, una vez en la morgue, despertar a sus amiguitos de correrías y montar una escabechina en el hospital… pues podría tener gracia, pero maldita la gracia que tiene. Y luego otro que se esconde detrás de una balsa hinchable y espera que llegue la tonta de turno (Que además se iba a chutar heroína, en un alarde de bizarrismo y modernidad), joer qué fuerte.

Pero esto no es nada, lo mejor es al final cuando el policía de turno (Que odia a los zombies y Hippies por igual) se carga al protagonista y luego se va a descansar a una pensión, allí se encuentra con el zombie del protagonista que, claro, le mata. Pero un momentoooo: Cómo sale del hospital sin que nadie se entere, estando hecho, como está, un asquito de los pies a la cabeza; cómo sabe dónde encontrar al policía; cómo llega antes que el policía (que va en coche) al hostal si está a varios kilómetros (igual hizo autostop) y lo último y mejor: Quién ha ungido a este melón con la sangre de un vivo??

Con lo que molaba esta película en mi cabeza…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1970`s, Cine, Fantaterror Hispanico, Zombies. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s