SOUTHLAND TALES

Me mataba la curiosidad por verla después del descubrimiento que fue Donnie Darko, su primera película. Aun recuerdo salir del cine de madrugada e irme a mi casa dándole vueltas a la película críptica, extraña y cojonuda que acababa de ver. Richard Kelly era un tío con un universo personal, muy personal. Llegaban rumores sobre Southland Tales, que si iba camino de ser una película musical y luego le cortaron ese camino (Bueno, aun hay una canción interpretada por Justin Timberlake), acogida fría en Cannes, montajes y remontajes y una duración final con 19 minutos menos.

Oh, bueno, qué más da, pensé, a Donnie Darko le pasó igual. Vamos a verla.

Y, en fin, no sé qué pensar de esta película: Es cojonuda o es una mierda? Va en serio o es una tomadura de pelo? Después de un principio impresionante: Una cámara de video en una celebración del cuatro de Julio capta la explosión de una bomba nuclear que desata la tercera guerra mundial… Viene la extrañeza: Todos los personajes gravitan alrededor del personaje interpretado por Dwayne Johnson, Boxer Santaros, una parodia de Arnold Schawrzenegger (He tenido que copiar el apellido porque la madre que nos parió…) y su extraño misterio: Una Actriz Porno (como mola Sarah Michelle Gellar), una activista Neomarxista, un científico loco con deseos de hacerse el dueño del mundo, su suegro. Poco a poco se va vislumbrado el final del camino y, supuestamente, los hilos se unen.

Pero es que sigue siendo un galimatías, un sinsentido, un quiero y no puedo, una huida hacia delante sin ningún criterio. Personajes que aparecen y desaparecen (El retorno de Christopher Lambert como un traficante de armas es tan ridículo que aparece varias veces conduciendo un coche y luego la palma), conspiraciones dentro de conspiraciones que solo confunden, personajes muy grotescos y momentos ridículos…. Dios. Y un final inexplicable.

Aun así, al Cesar lo que es del Cesar, el director ha bebido de diversas fuentes y ha sabido sacar algunos grandes momentos de ello: del dibujante Frank Miller ha extraído esas parrillas de programas televisivos delirantes (El programa de Krysta Now, la actriz porno, donde se reune con otras actrices porno y hablan con sus escasas neuronas de cosas que les preocupan) y los personajes que, ante cientos de pantallas, observan y categorizan; de mi adorado Philip K. Dick la utilización de drogas (lo mejor de la película los “viajes” de algunos protagonistas) y los poderes ocultos tras los poderes visibles y la paranoia…

Pero es que no puedo quitarme de la cabeza un baile que se marcan Dwayne Johnson, Sarah Michelle Gellar y la que hace de mujer del Johnson… Ridículo hasta la saciedad. Algo parecido ya se vio en esa joya del cine que es Romy & Michelle, cuando bailan el Time After Time de Cindy Lauper… Y aquella, que estaba hecho para despertar la risa, es menos ridículo que este baile.

En fin, esperemos que la editen con sus 19 minutos perdidos y podamos juzgar del todo si es una mierda o si mola.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s