ZOMBIES, ZOMBIES Y NADA MAS QUE ZOMBIES

En uno de los últimos capítulos de The Middleman tenia lugar una discusión entre dos protagonistas acerca de una película muy mala de zombies en la que no había ni sangre ni gore. Al final de la discusión se llegaba a la conclusión que veía aquella película porque era como un reset para las películas de zombies… Uno la veía y, de tan mala, podía volver a ver Night Of The Living dead con la frescura de siempre. Vamos, tal cual utilizan en la comida asiática el jengibre: Resetea las papilas gustativas y el nuevo plato sabe como debe saber.

Así que este fin de semana, y tras el buen sabor de boca que me dejó Dance of The Dead, me senté para ver unas cuantas películas de terror zombie y hacer reset respecto a ellos… Hace años me daban mucho miedo estos bichos… Pero con lo que se ve últimamente por ahí, pobrecitos.

NUEVA YORK BAJO EL TERROR DE LOS ZOMBIES

Una vuelta a aquellos tiempos en los que los italianos perpetraban plagios desvergonzados a películas que tenían éxito y rodaban con actores pesimos, sin argumento, sin medios materiales…

Nueva York Bajo el Terror de los Zombies… tiene tanto morro que ni siquiera se desarrolla en NY sino en una isla perdida en medio de la nada. Con un principio deudor de la novela de Drácula: Un Barco sin tripulantes llega a puerto… Bueno, sin tripulantes y con un zombi. La hija del dueño del barco y un intrépido periodista se dedican a buscar el origen del  barco y. como son mas listos que la policía, pues lo descubren y se van a aquella isla, donde los tambores vudú, vaya usted a saber por qué, están sacando a los muertos de sus tumbas. Todo el mundo me decía: Tienes que ver lo del tiburón. Y yo pensando qué coño hacia un tiburón en una peli de zombies… Pues lo vi!! Como estamos en los finales de los setenta cuando se rueda la peli, pues sin venir a cuento la protagonista morena se queda con un tanga minúsculo y se tira al mar a hacer fotos con los pezones erectos. En esto que llega un tiburón y la ataca. Y si la cosa acabase ahí, pase, pero también aparece bajo el agua un zombi (Cómo llegó allí? Qué más da) y se quiere comer a la morena y acaba dándose de hostias con el tiburón… Ver para creer. La película, después de este momento impactante, no tiene nada de nada. Es más bien aburrida y previsible.

FLIGHT OF THE LIVING DEAD

Dando una vuelta de tuerca a la originalidad, uniendo cualquier peli de zombies y el truño aquel de Snakes On A Plane, tenemos un inmenso avión que lleva en su interior un zombie que, lógicamente, sale de su escondrijo y comienza a expandir la plaga. Si la anterior tenía un guión ridículo, por lo menos tenía guión. Esta película no tiene ni por dónde cogerla. Los zombies hacen agujeros en el suelo y van pillando a todo el mundo que pase cerca de él, en plan madriguera de hormiga león y tal. Por si fuera poco, se mueven por las tripas del avión como Pedro por su casa, y atacan a la gente que está en el cuarto de baño rompiendo el espejo y abalanzándose sobre su victima (osea, un espejo que debía ser transparente desde el otro lado…?? tal vez la fantasía de un Voyeur?). Malas actuaciones, secuencias que se siguen sin ningún rigor. Un autentico reset del gusto zombie.

THE RETURN OF THE LIVING DEAD

Lo único que se puede reprochar a esta película es… qué daño hicieron a la moda los años ochenta: Esos trajes imposibles, esos pelos imposibles, esos complementos inenarrables… Y a pesar de ello tenemos una película muy divertida que intenta seguir la estela de La Noche De Los Muertos Vivientes, jugando a que esta ocurrió de verdad y que los muertos vivientes fueron contenidos y encerrados en bidones. Como es de esperar, los zombies aparecen y empiezan a comerse a todo el mundo. Es curioso que se hablaba de 28 Días Después como la primera película en la que aparecía la variante rápida de los zombies, que luego fue seguida por Zach Snyder en su cojonuda Dawn of the dead y parodiada por Romero en su ultima incursión en el mundo de los muertos: Diaries Of The Dead. Pero curiosamente aquí los zombies no sólo corren que se las pelan (hasta hacen Meles con los policías) sino que tienen una inteligencia mínima (en alguna de las secuencias mas descacharrantes, aunque esto ya lo vimos hace decadas en la española No Perturbar El Sueño De Los Muertos de Jorge Grau) y colaboran para lograr sus objetivos. Por lo demás tenemos los clásicos y tópicos, que funcionan, como cementerios, gente encerrada y contagios por mordisco. Una revisión genial de un divertimento ochenteno. O será que el reset de Flight Of The Living Dead funcionó a la perfección?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine, Zombies. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s