FRINGE T1

Fringe era la nueva propuesta de J.J. Abrams después del pelotazo que dio con Lost. Las apuestas eran altas debido a la expectación que generaba, y sobre todo con la publicidad de que su capitulo piloto era el mas caro que se había realizado hasta la fecha. Y el principio no podia ser mas desolador.

Un capitulo piloto la mar de soso, con personajes carentes de todo carisma ni relación entre ellos. Con una trama que se resumía a algunos momentos brillantes que daban pie a capítulos básicamente soporíferos… Cada capitulo que veía me prometía dejarlo, pero veía el siguiente… Pensaba que algo tenía que haber por ahí, que el J.J. Abrams no podía ser tan sieso. Y de repente, tachaan, en el capitulo seis las piezas comienzan a aparecer en el escenario, a los personajes se les da una vuelta y resultan mas interesantes, luego las piezas empiezan a juntarse… Y esto conduce a la conclusión del capitulo décimo, que me dejó con la boca abierta e intrigado por saber qué leches va a pasar. Es cierto que es una versión descafeinada de X-Files, pero también recordemos que los mejores capítulos de esta serie no están precisamente en la primera temporada.

Y de pronto, tras un parón de mes y pico, volvió con una fuerza arrolladora, y cada capítulo dejaba con ganas de más.  Qué había pasado? Nos habíamos acostumbrado? La frialdad desaparecía en los personajes estableciendo más química entre ellos y dotándoles de vida? Ya se veía que la historia tenia elementos de ciencia ficción pura y dura? Pues si a todas las respuestas, porque desde ese momento la serie comenzó a ponerse mas interesante, sobre todo cuando los capítulos tocaban la trama principal. Incluso el elemento metafísico de la protagonista (En su cerebro se “cargaron” los recuerdos de un muerto que, poco a poco, se van fundiendo con sus propios recuerdos) da lugar a un par de momentos interesantes y emotivos.

El Season Finale ha resultado gracioso, pero ha bajado bastante el listón respecto a los capítulos anteriores de la trama principal. Pero todo queda olvidado cuando ya se dejan claros los caminos que seguirá la serie en la segunda temporada. El último plano de la temporada es, viéndolo en perspectiva nostálgica, cojonudo.

Así que aquí tenemos Fringe, una serie que empezó muy aburrida y, a trompicones y cabezazos, se ha ido ganando mi interés y me ha creado ansia por saber qué ocurrirá a continuación.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fringe, Television, TV EEUU. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s