HARPER’S ISLAND

Ay, caramba. Eran tantas las criticas, a favor y en contra, que le caían a esta serie que al final me senté a verla y, sinceramente: Bastante mejor de lo que esperaba, bastante peor de lo que debió ser.
El problema principal consistió en un exceso de ambición. Cuando esta serie se planteó por primera vez era una miniserie, con principio y final, que debía rellenar unas cuantas semanas de hueco en medio de una temporada. Era una serie de psycho killer pura y dura.

Pero luego empezaron los fuegos artificiales porque la gente pensaba que igual estaba bien, y se habló de ella. Y después empezaron las campanadas cuando se alargó y se hizo más ambiciosa con cambios de casting, y se rumoreó que habría  más de una temporada. Ari Schlossberg era el creador, y sólo aparecía como tal… Ni un sólo guión escribió para la serie. Si, lo mismo se podría decir de Joss Whedom y su Dollhouse, aunque este de vez en cuando escribía algún capitulo que pudiera reconducir el lío en el que la serie se había metido.

Qué opino?, que el bueno de Ari había colocado una serie modesta y sincera que le quitaron de las manos y empezaron a darle tantas puntadas que marearon la perdiz. Eso se ve en la crueldad de los primeros capítulos (Cortar a un tío en dos, atar a otro en la hélice de un barco para que le corte la cabeza al ponerse en marcha y, sobre todo, la macabra idea de inyectar tinta en los ojos de un cadáver para que se vuelvan rojos), que luego se convierte en un simple raja raja. Y es que Harper’s podría haber sido una serie de culto, de esas que van ganando con el tiempo…

Y qué encontramos? Tal vez un principio lento, con una presentación de personajes que demora demasiado teniendo el montón de clichés que tenemos en pantalla. Los primeros asesinatos, como dije arriba, tenían un punto cruel que repuntaba de vez en cuando (El arponeo a uno de los protagonistas al final de un capitulo). Además de presentarnos a los protagonistas se van desarrollando otras tramas, como la de la bolsa con dinero y pistola incluida de uno de los primeros muertos, los secretos y enfrentamientos entre los personajes con doble cara, o los poderes psíquicos de la única niña en toda la boda… Y todas estas tramas se fueron al garete cuando tras las malas audiencias capitulo tras capitulo, decidieron que no habría segunda temporada y que había que cerrar todo en la primera, ahí es cuando comienza lo bueno. Yo diría que la luz al final del túnel tiene lugar en la ultima secuencia del capitulo 5… Y es desde el principio del sexto, donde POR FIN, se sabe lo que ocurre en la isla, y comienzan una serie de capítulos vibrantes, sin pausa, que dejan intuir como estaba pensada la serie desde el principio.

Y es que tenemos toda una serie de muertes, de persecuciones, de disparos, de secretos y falsos culpables en un crescendo que, lastima, concluye en el final del capitulo decimoprimero, con la muerte de un par de los personajes que mejor me caían de la serie… Por cierto, en una secuencia sin ninguna emoción teniendo en cuenta las cosas que habíamos visto antes.

El problema es que las explicaciones siempre son engorrosas. Y más cuando hay que explicar la chaladura de un personaje, o personajes. Y ahí es donde la serie pierde gas en sus últimos capítulos.
Aun así, aplaudamos una serie que homenajea por partida doble a las slasher movies y al clásico 10 Negritos de Agatha Christie.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Television, TV EEUU. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s