SITGES ’09 (2 de 3)

THE ECLIPSE: La mayor sorpresa del festival. Película de carácter intimista programada a las dos de la tarde por la que nadie daba un duro… Y sin embargo, es una gran película en la que sus dos historias conviven de forma ejemplar. En un pueblo irlandés se celebra un simposium de escritores y el protagonista, miembro de la junta que organiza el evento, se relaciona con una escritora que ve fantasmas y escribe sobre ello; asimismo, el protagonista comienza a sufrir ataques sobrenaturales de un familiar aun vivo. Los momentos de los ataques son de lo más terrorífico que he visto en mucho tiempo, sobre todo el segundo de ellos. Esta es una película de estados de gracia: Buenas interpretaciones, química entre los actores, una buena realización, una hermosa música y  unos sustos antológicos, The Eclipse es una película menor que se convierte en muy grande. Pero no se llevó nada en el palmares, es que emitiéndola a esas horas…

METROPIA: Y a esta película le pasa lo contrario que The Eclipse: Su exceso de ambición, querer contar mucho sin tener nada… Película de animación supuestamente novedosa por la utilización de fotos en la animación de los personajes. Con una trama globalizadora (Las líneas de metro han unido toda Europa y la gente se levanta en Francia y se va a trabajar a Rusia y vuelve a su casa para la hora de cenar), con elementos a lo Philip K. Dick (Un champú tratado con nanotecnologia es usado para espiar e influir sobre la gente) y supuesta historia embrollada (Al mindundi del protagonista, que era igualico al cantante Moby con su eterna cara de perro apaleado, le meten en una trama de lucha de poder entre el jefazo de la empresa que domina las líneas de metro y su hija)… Metropia lleva al aburrimiento y se convierte en una nadería fílmica que sólo levanta un poco en vuelo en el ultimo tercio de su larguísimo metraje.

MARY AND MAX: Otra sorpresa de animación. En un pueblo de la Australia muy profunda, una niña de 9 años, hija de taxidermista aficionado y alcohólica, sufre marginación por culpa de una mancha en su frente; como evasión, escribe una carta a un nombre elegido al azar en la guía de Nueva York. Se trata de Max, un cincuentón con obesidad mórbida con un amigo imaginario que lee libros de autoayuda, y cuya sola variación de su vida le produce tanta angustia que se puede tirar días en un rincón de su habitación. La relación vía carta de estos dos personajes es el eje central de una historia agridulce, que tan pronto te hace gracia como maldita la gracia que te hace, que abarca muchos años, que no para en ningún momento y que roza el surrealismo a pesar que nos digan que está basada en una historia real. Menos Pixar y más pelis de este tipo.

SPLICE: Va a resultar que Cube, la primera película de Vincenzo Natali, va a ser su mejor película, porque a Splice le pasa lo mismo que a Cypher: No tiene alma, no engancha. Adrien Brody y Sarah Polley son dos científicos que crean genéticamente criaturas que pueden utilizarse en farmacología. Van un paso más allá cuando ven un cierre inminente a sus proyectos, y deciden crear una criatura más compleja. Toda esta parte mola aunque se ve que Adrien Brody es un papanatas y Sarah Polley una cabrona ambiciosa. Tras la creación de la criatura la película se vuelve irregular, mezclando buenos momentos con momentos sosos. Luego la criatura crece y la acción de traslada a otro lugar. Y surge el tema de la película con una supuesta sexualidad que no se termina de desarrollar, y de pronto llega el final aturullado y la historia termina con un epilogo predecible desde mitad de película.

CHAW: Ridículo y abochornante plagio coreano de Razorback (Ya saben, tiburón a la australiana con un jabalí hiperdesarrollado) y, sobre todo, de Tiburón, ambientado en los montes de la corea Rural. Un jabalí, creado genéticamente en la segunda guerra mundial, ataca un pueblo. Las balas no le hacen daño (Venga ya) y su apetito es tremebundo. A ver si la historia les suena de algo: El Jabalí ataca y se come a una chica, luego el jefe de policía quiere cerrar las montañas pero hay intereses económicos por medio y no le dejan; llegan turistas de la ciudad, el  jabalí ataca a los turistas; se contrata a unos cazadores que cazan a un jabalí inmenso… pero no es el jabalí malo, sino la señora jabalí, entonces el grupo protagonista se lanza a las montañas a cazar al autentico jabalí come personas. Todo esto aderezado con un guiño/Plagio a Parque Jurasica cuando se celebra una fiesta y los golpes del animal se ven en las ondas de los líquidos… Asimismo, como el autor sabe que su historia canta mucho, lo intenta disimular con personajes supuestamente estrafalarios y surreales que son de vergüenza ajena. Llena de momentos bochornosos y mal rodada, la película remata con el plano de un jabato, hijo del  jabalí asesino, corriendo libre por el bosque y parándose delante de cámara y entrecerrando los ojos en plan: Se va a cagar, en la segunda parte van a saber quién soy yo. Increíble pero cierto.

FIRST SQUAD: Coproducción Ruso/Japonesa de animación. Como piloto de serie de televisión funciona, como película de animación se queda muy sosa. La historia me recuerda, mucho mas pueril, a la novela “Declara” de Tim Powers: Durante la segunda guerra mundial, los contendientes libraban la guerra física y, en un supuesto segundo plano aunque tenia mas importancia, la guerra mágica y mística. Toda la historia se mueve alrededor de un momento, supuestamente nimio, que puede decantar la guerra en un sentido u otro. Lo mejor de la función es que mezcla animación con entrevistas reales, donde se cuestiona todo lo que se cuenta en la película.

CROPSEY: Documental con una historia que interesa, todas las comunidades tiene su historia del hombre del saco para asustar a los niño y como en Staten Island ese hombre del saco secuestró y mató a varios niños. Pero su realización es tan cutre, y se centra tanto en los paletos que ayudaron a buscar a los niños, que uno ve que la historia de las leyendas negras se convierte en el retrato de gente aburrida que, en su ratos libres, busca cadáveres.

MOON: Película con aire setentón a la que han acusado de parecerse demasiado a “Naves Silenciosas”, lo que no me parece mal referente. Un hombre en la Luna, acompañado por un robot que utiliza smilings para comunicar su estado de ánimo. Y ahí comienza la historia y va avanzando lentamente pero con paso firme. Los misterios se resuelven rápidamente y sólo queda pensar cómo salir del lio en el que se mete. La peli mola, tiene estilo, historia y una banda sonora increíble de Clint Mansell… Su único pero es el plano final, que da un epilogo innecesario a la historia.

PARANORMAL ACTIVITY: Uno de los platos fuertes del festival, a mitad de camino entre Rec y la Bruja de Blair. El problema es que los protagonistas son jilipollas y la empatía con ellos es cero total. La parte femenina de una pareja pija sufre desde niña de ataques paranormales. Algo la sigue de casa en casa. Al chico no se le ocurre otra cosa que comprarse una cámara y documentar los ataques, sobre todo los que tienen lugar de noche. La película en si es bastante tonta, pero levanta enteros según se acerca su final, con algunos momentos bastante chulos. Lo mejor (o lo peor según se mire) es el acojone que me entró esa noche solo en la casa. Aun así, típica película sobrevalorada.

THE FORBIDDEN DOOR: Película de Indonesia, señores, con un director muy jovencito que nos pidió a los espectadores que hablasemos de su peli todo lo que pudiéramos, para que le produjeran otra película. El tío este ha visto mucho Cronemberg y mucho Lynch, y quiere hace un mix entre ambos. Lo sorprendente de la película es que no está mal, a pesar que el indonesio no es un idioma muy resulton de oír. Y tras la presentación de los (tontos) protagonistas, aparece el plano fijo de una cámara, grabado en video y el lanzamiento de un niño contra la mesa. Esta y el niño quedan igual de maltrechos. A partir de ahí nos cuentan la historia delirante de un escultor que crea embarazadas de madera, en el interior de los cuales coloca abortos; su novia es dominante, sus amigos le hacen de menos y su marchante descubre el asunto de los abortos y le chantajea con chivarse si no sigue trabajando para él. Por si fuera poco, alguien le está mandando mensajes de socorro y acaba descubriendo un edificio donde la gente paga por sentarse delante de un televisor cuyos canales son de snuff. Baste decir que acaba con el protagonista metido en un manicomio tras matar a su novia, madre, amigos y marchante… Pero realmente no les ha matado, todo son imaginaciones suya. Osea: Esta loco y no lo sabe.

BLACK DYNAMITE: Parodia/Homenaje de las película del Blaxplotation. Negros, putas, drogas, pelo afro, zapatos de plataforma, mucho motherfucker, persecuciones y tiros. La película es muy divertida y delirante. No para en ningún momento y los enemigos contra los que tiene que enfrentarse el protagonista son un delirio tras otro. Muy recomendable, señores.

9: Resultona película de animación, con elementos de Steampunk, que no descubre nada nuevo pero que resulta muy entretenida.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2009, Anime, Cine, Festival De Cine Fantastico de Sitges, Festivales De Cine. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s