SITGES ’09 (3 de 3)

PANIQUE AU VILLAGE: Las mejores películas de animación de este año vienen de Francia. Si Lascars utilizaba animación de 2 y 3 D, Panique… utiliza muñequitos animados. Los protagonistas son muñecos, la mayoría con sus peanas: Un guarda, un cowboy, un indio, un caballo, un granjero, su mujer, los animales… Todos viven  en una granja y sus aventuras van cogiendo cada vez mas aire surrealista cuando, siguiendo la pista de la gente que roba muros enteros, acaban en un agujero que lleva al centro de la tierra, luego salen al polo norte donde se encuentran con un inmenso pingüino robot guiado por científicos que saben artes marciales… Todo acaba en una divertida fiesta con una canción que mola de un grupo francés llamado Dionysos. Una sorpresa más del festival.

VENGUEANCE: Resultona película de Johnnie To, con su estilo habitual de gente cool disparando y tal. Esta vez lo protagoniza Johnny Holliday que parece una momia de lo operado que está. La historia es mas de lo mismo: Mafia que asesina a  gente y hay que vengarse y blablabla… Pero esta muy bien rodada y hay un par de momento que molan, sobre todo cuando el protagonista pide a Dios recuperar su memoria, porque la resolución de esto es sorprendente.

HOUSE OF THE DEVIL: La película anterior de Ty West que había visto, The Roost, era graciosa por su falta de presupuesto pero se quedaba en una anécdota. En esta hay un poco más de dinero y, gracias a Dios, algo más de chicha. Con aires de los ochenta, época en la que está ambientada,  House of the Devil cuenta la historia de una chica que, necesitada de dinero, acepta hacer de niñera en una casa aislada en medio del campo. Todo es muy siniestro y agobiante y la película mola y es un no pararse quieta, con algunos momentos convencionales pero un final de muy mal rollo. Mola.

CARRIERS: Otra película de virus mortales. No está nada mal pero es demasiado negativa, demasiado pesimista y no da ningún respiro al espectador. Está llena de momentos terribles que nos confirman que la humanidad es un asco y que sobra en la tierra.

KING OF THORN: Ultima película de animación japonesa que vi. A nivel de dibujos es discretita, la historia empieza molando, con fuerza: Un virus llamado Medusa está petrificando, literalmente, a la humanidad. Un grupo extremo religioso decide hibernar a un grupo de humanos mientras se busca una cura. Todo este principio, el desarrollo de la enfermedad, la llegada de los humanos a las cámaras de hibernación, el despertar y los bichos mortales que descubren, está bastante bien… Pero luego se va por un rollo chillón e histérico, con giros y recontragiros de guión que hacen que la historia deje de interesar. Cuando se llega al final uno no sabe si esta agotado o hasta los mismísimos.

EL ESPIRITU DE LA COLMENA: Jamás había visto esa joya de Víctor Erice, y flipé. Lo mejor que ha hecho Ana Torrent, de lejos. Obra magna de película.

ZOMBIELAND: Supuestamente una película muy incorrecta, supuestamente una película de zombies 2.0…Realmente es la bastardización del fenómeno zombi en una película cuya incorrección oculta unos valores muy conservadores que dan más miedo que los zombis. El principio no está mal: Un chaval solitario explica sus reglas para evitar a los zombis y como ser un solitario le salvó; su camino se cruza con el de un asilvestrado Woody Harrelson, que se nota se lo ha pasado bomba haciendo este papel y cobrando el cheque. Luego se encuentra con dos hermanas y, desde ese momento, la película no avanza sino que da vueltas sobre si misma. Los zombis no son una amenaza y aparecen sólo cuando le interesa al director. Tras el momento Bill Murray (tontorron) y la supuesta lucha final (Anticlimatica, por cierto) llega la moralina de la película: Los humanos no deben estar sólos, sino buscar a gente con la que crear familias. Uffffffff. Dónde contra está la incorrección????

SALOMON KANE: Adaptación blandengue del personaje de Robert E. Howard. Su principio está chulo, con una lucha contra demonios, pues luego todo se vuelve muy pesado, la historia no importa, así como el personaje. Hay uso y abuso de cámara lenta y la música llorica de Klaus Badelt juega en contra de la película, haciéndola aún más pesada. Peñazo.

SYMBOL: Una de las joyas que descubrí este año.  Tras el delirio que fue Dainipponjin, ese falso documental sobre una saga de superhéroes japoneses, Hitoshi Matsumoto va un paso más allá en su cine surrealista. En México, una familia se prepara para el combate de lucha mejicana del padre mientras en otro lugar Un hombre despierta, vestido con un pijama, en una habitación acolchada blanca. Qué hace allí? Qué es ese lugar? Qué relación tienen las dos historias que se van alternando? Son preguntas que se van contestando ante la mirada alucinada del espectador. Matshumoto ha hecho un film casi mudo, homenaje a los clásicos como Charlot o Búster Keaton, con mucha imaginación y elementos visuales que me hicieron llorar de risa y no poder parar de reír. Hay que seguir la carrera de este tío, porque es un puñetero genio.

THE REVENANT: Es una película cómica o es un drama? Un tío se despierta de la muerte convertido en un revenant. Al contrario que los zombis sólo bebe sangre y se dedica a cargarse a ladrones, con lo que se convierte en un héroe anónimo. La película dura dos horas y es eterna, llena de conversaciones filosóficas sobre la vida, la muerte y todo en general y nada en particular. El director, que también es guionista suelta una idea que mola y luego tres que aburren porque no se decide entre lo que quiere contar o el estilo de lo que cuenta. Sólo al final hay algún destello de inteligencia (Utilizar un consolador para hacer hablar a un muerto sin laringe es bastante original) y el final/final es convincente… Pero para llegar a eso hacían falta dos horas?

WASTING AWAY: Película de zombis delirante, al estilo del Dance OF The Dead del año pasado, con un punto de vista novedoso sobre los zombis: La película se narra desde su punto de vista. Cuatro adolescentes son infectados por un virus y se convierte en zombis. Su punto de vista es colorido y luminoso mientras el punto de vista de los humanos es oscuro y en blanco y negro. Como los zombis se mueven lentos (son zombis 1.0), a sus ojos los humanos se mueven muy rápidos, como a cámara rápida. Wasting… es muy divertida y muy recomendable, bastante más incorrecta e innovadora que Zombieland.

THE ROAD: Película hermosa y brillante pero con un problema, el mismo de Carriers: Es demasiado oscura y deprimente; su visión de la humanidad es tan baja que uno sale de la sala con ganas de cortarse las venas. Aun así, sus dos horas de duración se pasan en un suspiro.

ALIEN 2: Si, señores, la versión italiana de Alien. Increíble, delirante, un sinsentido. El alien del titulo es una roca azul que aparece donde le da la gana, que se abre cuando quiere, que da a luz a un bicho cuya forma no sabemos porque no hay dinero para hacerlo. Secuencias supuestamente terroríficas con ataques de ratones que saltan como delfines… Genial. Eso si, el director es un tío ingenioso y, como no tiene dinero para hacer una nave con rollo orgánico, se lleva a todos una cueva con estalagticas que parecen orgánicas. Eso y el descenso en la cueva, donde utiliza un filtro que convierte todas las luces en estrellas creando un momento muy hermoso. Ay, estos italianos, a  ver cuándo les dedican un ciclo enterito para ellos.

DOGHOUSE: Una película que surge a la sombra de Shaun Of The Dead, con un grupo de amigos que van de borrachera a un pueblo cuyas mujeres han sido contagiadas por un virus experimental que las ha convertido en zombis asesinos. Supuestamente es una comédia sobre la guerra de sexos pero los personajes no tienen carisma y son demasiados y uno se hace un lío entre ellos, las secuencias de acción o de terror o humor no aportan mucho; la fotografía es horrorosa, lo que convierte a la película en algo muy feo. Nada del otro mundo.

LESBIAN VAMPIRE KILLERS: Película que también bebe de las fuentes de Shaun Of The Dead y añade un componente de Abbot y Costello con la historia de dos amigos, uno gordito que nunca folla y el guapo que si folla pero está dominado por una novia odiosa, que van de excursión a un pueblo donde hay una maldición lanzada por la difunta vampira Carmilla: A los 18 años, las jóvenes del pueblo se convertirán no sólo en vampiras sino también en lesbianas. La maldición sólo se romperá si el descendiente del antiguo dueño del pueblo vuelve a este. Y mira por donde el guapo es ese descendiente. La película es un delirio rollo teen descerebrado, muy divertido que no se toma en serio a si mismo, con momentos geniales, momentos gore y golpes de efectos muy conseguidos. Una forma genial de acabar el festival.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2009, Anime, Cine, Festival De Cine Fantastico de Sitges, Festivales De Cine, Zombies. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s