HAY ALGUIEN AHI T2

El Final de la primera temporada, no vamos a negarlo, lo dejaba todo muy alto con un protagonista principal a punto de morir.

La segunda temporada empieza justo ahí, y es lógico que salven al protagonista… Por algo era un personaje principal.

Para esta segunda temporada, creadores y guionistas se enfrentaban a la tarea de prolongar una historia que ya daba poco de sí, aunque la incógnita de la identidad de Iván, el  motor de la búsqueda de los fantasmas, aun seguía ahí.

Lo primero que hicieron fue quitarse a la hermana sadomasoquista de la protagonista, gracias a Dios porque en medio del bajo nivel actoral, esta mujer se merecía todos los premios a lo peor de la primera temporada.

Esta temporada va mostrando aciertos como la búsqueda de la verdad por parte de la policía aquejada de un cáncer terminal, un personaje que ha ido subiendo desde su aparición en los primeros capítulos; la maldad del jefe de policía; la existencia de una reliquia mágica que trae la suerte siempre y cuando se la riegue con sangre de virgen… Y, por fin, al mismo tiempo dejan un poco de lado la historia entre la sosa de la hija de los protagonistas y el soso de su novio médium, personaje desaprovechado aunque tiene algunos  momentos de lucidez.

Pero el problema de la serie es el mismo que tienen muchas películas de Paul Naschy: La alteración del tiempo y el espacio, de pronto parece que pasan dos días y ha pasado una semana… si no, no se explica que la hija se vaya a vivir con el Medium y, en apenas dos capítulos, parecen una pareja de viejos aburridos que lleven compartiendo cama toda su vida.

Y luego, como elemento explosivo pero que se convierte en la guillotina de la serie, aparecen dos macarras que fueron compañeros de Iván en los tiempos pasados. Y es que, como he dicho antes, estos dos y sus tramas se cargan la serie por el nivel de subnormalidad desplegado. No digo que toda la culpa sea de los actores, Gustavo Salmerón y Jorge Bosch, pero tampoco les exculpo del todo.

La trama que afecta a Carlos Bardem, de lejos uno de los mejores personajes, es más que destacable con la búsqueda del artefacto que da suerte y todo lo que conlleva: mentiras, verdades a medias, violencia, rapto y un final oscuro. Aunque sólo fuera por esta trama, y la trama en la que los protagonistas intervienen en el pasado, cambiándolo a peor y teniendo que volver al pasado, merecería la pena recordar Hay Alguien Ahí segunda temporada…

El final llega cuando uno ya está un poco cansado de todo el asunto, sobre todo gracias a esos dos personajes macarras a los que una buena muerte violenta podría haber mandado al olvido muchos capítulos antes. Alguna sorpresa, la ya no tan sorprendente identidad de Iván, mucho fantasma desaprovechado, venganzas, posesiones y muertes…

La historia la cierran con bastante elegancia, con elementos circulares de historias clásicas de fantasmas.

Hay Alguien Ahí, con sus errores y aciertos, ha sido un extraño oasis en el fantaterror televisivo de la aburrida televisión española de nuestros tiempos. Gracias a todos los que han participado en ella.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fantaterror Hispanico, Television, TV España. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s