SITGES ’10 (1 de 3)

JONAH HEX

Esta es una de esas películas basadas en comics que primero causan expectación, luego sospecha y más tarde decepción. El continuo rodaje de secuencias adicionales, los remontajes, todo huele mal y cuando se estrena la película apenas dura una hora y cuarto sin contar los títulos de crédito. Y qué queda? Pues una película que corre mucho, demasiado, que apenas se para, que da más importancia al elemento visual que al narrativo, que te cuenta algunas cosas varias veces y pasa de puntillas encima de otras que importan más. Es la historia de un individuo que tiene la cara destrozada, que puede hablar con los muertos, con un aburrido Josh Brolin de protagonista, un John Malkovich que conseguirá hacernos olvidar que algún día fue actor y una anoréxica Megan Fox que está por ahí porque alguien tiene que enseñar pecho para los espectadores pajilleros. La película juega a tantas cartas que al final suena a farol, con algunos elementos bizarros (como el individuo que escupe acido por la boca) o de Steampunk interesantes, se ve y se olvida con (demasiada) facilidad.

THE NEW DAUGHTER

Nuevo intento de Kevin Costner de rescatar su carrera del olvido y opera prima de Luis Berdejo, después de un montón de cortos superpremiados. Típica película de “uuuuh, algo pasa en el bosque”, con un principio interesante: Un padre y sus dos hijos, de los cuales la hija es una tocapelotas adolescente, se trasladan a una casa en las afueras de un pueblo. Algo  hay en el bosque y, más concretamente, en un túmulo junto a la casa. Con elementos al horror clásico de la naturaleza de Arthur Madchen la película abusa de un ritmo lento, que intenta generar tensión, no hay personajes y en su intento de no caer en los típicos y tópicos cae en el sopor. Las cosas pasan unas tras otras y a poco que uno sea avispado ya sabe de qué va el asunto. Pero es que luego llega un terrible actor haciendo de profesor universitario y con unas cuantas frases soltadas a toda velocidad cuenta TODO lo que se necesita saber. Algún acierto visual y poco más.

BLACK DEATH

Cuarta película de Christopher Smith, que de nuevo vuelve a dar una película correcta, con interpretaciones correctas, momentos correctos y película que no engancha.

En una mezcla imposible entre El Nombre de la Rosa y Apocalipse Now, nos presenta un mundo asolado por la peste negra y a un novicio al que envían con unos soldados para que localicen y acaben con el único lugar conocido donde la peste no se ha cobrado víctimas. Los actores molan, el escenario del pueblo sobre la marisma y aislado de la tierra convence, la primera pelea recuerda a la brutalidad de Los Señores del Acero de Verhoeven, pero Smith no es Verhoeven y no va más allá.

Es interesante la lectura de Ciencia: Buena/Religión: Mala. Y como un sitio donde la gente se lava y evita la peste es tomada como un lugar tomado por Satanás y expuesto a la acción erradicadora de la iglesia que de nuevo, lo que no entiende lo destruye. Pero dicha lectura se diluye cuando director y guionistas juegan a que no sepas si hay elemento fantástico o no, y ahí es donde se cae todo el escenario.

Incluso el epilogo, que podría ser brutal y aterrador, no consigue conmover lo mas mínimo.

UNA VELA PARA EL DIABLO

O la demostración de que España también se podía hacer slasher setentero y, por qué  no, cargado de oscuras intenciones y que, como siempre, nosotros mismos nos hemos encargado de apedrear esta película y hacerla olvidar. Dos hermanas regentan una pensión de renombre en un pueblo pequeño (Ellas dicen que es pequeño, pero tiene un parador y no deja de llegar gente y más gente al pueblo en autobuses cargados hasta la bandera); Esperanza Roy es la hermana dominada por una Aurora Bautista desmadrada y llena de deseos contenidos.

Con un erotismo setentón, una dirección correcta y una música arrolladora Una Vela Para El Diablo es una historia de deseos contenidos, de hipocresía, del quiero y no puedo, de la envidia típicamente española y pueblerina. Aunque la historia avance a trompicones y la investigación “criminal” de la hermana de la desaparecida no interese mucho, siempre quedan esos momentos de crueldad de las hermanas con las pobres turistas, y para la posteridad la secuencia de Aurora Bautista excitándose con la visión de unos niños desnudos y siendo “fustigada” a continuación por unas zarzas entre las que avanza medio desnuda y despeinada.

TRIANGLE

Tercera película de Christopher Smith, del que sólo me queda por ver Dissasembled para ponerme al día. El director y guionista jura y perjura que no vio Los Cronocrímenes de Nacho Vigalondo, pero es que la historia tiene tantos elementos en común que uno no puede sino dudar. Así que se podría definir Triangle como Los Cronocrímenes pero en serio y con más dinero.

Un grupo de personas va a pasar un día en el barco de una de ellas. Una extraña tormenta les sorprende y les hace naufragar. Van a la deriva y aparece un barco de la nada, suben a cubierta y descubren que en el barco solo están ellos y alguien que juega al escondite.

Empieza bien, con fuerza, con misterio; no hay caracterización de personajes porque tampoco la necesitamos, es como si estuviéramos en un capitulo de Twilight Zone. Luego, cuando la historia ya ha avanzado, cuando empieza el lio espacio temporal y vamos comprendiendo todo, la película siempre está a un paso de aburrir, de cargar. Y como toda la obra de Christopher Smith, interesa pero no apasiona. Tal vez porque haya cargado las tintas en el drama emocional de Melissa Leo o porque con su búsqueda de momentos impactantes se salta algunas normas de viaje temporal, sobre todo cuando una de las víctimas se esconde en un lugar y se descubre a sí misma cientos de veces, muerta y devorada por la gaviotas: Si es cierto que la imagen y el concepto es impactante, y es cierto que es un giro interesante, pero según ello el barco debería estar repleto de sí misma arrastrándose por el pasillo, de asesinos siguiéndola, de todos los personajes atestando los rincones… Y a poco que uno piense un poco, toda credibilidad se hunde.

El final bien, pero tampoco impresiona.

FROZEN

Enésima película de película barata con pocos personajes en situaciones extremas. En este caso son un par de amigos y la novia de uno de ellos que se quedan atrapados en un telesilla en medio de la noche. El director/Guionista se lo ha currado, y los actores y la actriz hacen lo que pueden, pero es que las cosas ocurren y luego ocurren más cosas y así hasta que se acaba la película. Pero no hay empatía, se hablan de cosas que no interesan, uno salta y se rompe las piernas en la única secuencia que duele, pero después llegan los lobos y se lo comen, algo que impacta. Y desde ese momento la película levanta un poco pero sigue sin enganchar. Es de elogio que se hagan películas así, pero también es cierto que me interesan más bien nada.

SUCK

Revisión canadiense del mito de los vampiros con una idea que podría dar de sí pero que la ineptitud del escritor/director/guionista desecha: La influencia de los vampiros en la música desde el principio de los tiempos. Un grupo de música rock, la bajista que parece un clon de Liv Tyler pero con mas dientes, un vampiro hortera que la convierte en vampiro. La película es dinámica, entretenida y no dejan de pasar cosas; los cameos de Alice Cooper, Iggy Pop, Henry Rollins están simpáticos pero daban más de si, sobre todo Iggy Pop… Especial mención para Moby haciendo de Beef cantante de medio pelo al que la gente tira filetes cuando está en el escenario.

Pues eso, que se podría haber “revisitado” la historia de la música bajo la influencia de los vampiros, lo que podría dar para un Forrest Gump musical y vampírico pero no interesaba, así que nos quedamos con una tontería a mitad de camino entre Frightnight (porque buscado o no, la película tiene un aire ochentero tremendo) y películas de madrugada. Una pena.

MONSTERS

Sin ser nada del otro mundo, a poco que uno lo vea como una película contemplativa, Monsters no está nada mal; pero si esperamos, como nos lo venden, un nuevo District 9, pues mejor nos bajamos y seguimos andando. Monsters es la versión intimista de una invasión extraterrestre, con dos personajes en conflicto atravesando un territorio minado. El director, especialista en FX, utiliza su experiencia en regalarnos planos hermosos en los que entrevemos bichejos que parecen salidos de la imaginación de H.P. Lovecraft. El problema es que los dos protagonistas no tienen mucho que contarnos mientras que la historia de background si que lo tiene: El día a día de la gente que vive en territorio tomado, los parajes abandonados y destruidos y lo mejor de la película, pero un camino nada explorado: Los espaldas mojadas que intentan pasar a Estados Unidos y no sólo tienen que enfrentarse a la patrulla fronteriza sino también a extraterrestres. Eso daba para otra película, y seguro que mucho más interesante; pero al director/guionista le va más contarnos lo perdidas que están estas dos personas en un mundo que se cae a pedazos. Vale, hombre, que lo hemos entendido.

DREAMHOME

Una de las esperadas del festival, película coreana con mucha mala leche y con demasiado tono deprimente. Una pobre mujer siempre ha soñado con tener un apartamento en un edificio de lujo desde el que ver el mar, pero los dueños del apartamento elegido decido explotar la gallina de los huevos de oro y subir el precio. Por eso toma una decisión arriesgada y desesperada: Se va al piso de su apartamento y se carga a todo Cristo que se le ponga por delante. Mientras la matanza tiene lugar, vamos viendo flashbacks de la vida de la protagonista y toda la mierda que ha tenido que tragar hasta llegar allí. Así como los asesinatos son cada vez más brutos y rebuscados, las peripecias de la protagonista son más tremendas, una cuesta abajo y sin frenos.

El problema es que llegado a este punto, la protagonista me caía mal y comencé a despegarme de la película porque me parecía que lo que me contaba molaba, pero que abusaba del asunto de los asesinatos para marcarse unas secuencias que pudiera poner en el tráiler o que llamasen la atención.

Aun así, el final es tremendo.

CONTINUARÁ…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1970`s, 2010, Cine, Fantaterror Hispanico, Festival De Cine Fantastico de Sitges, Festivales De Cine. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s