PIRANHA 2010

Piraña 2010 no va a pasar a la historia del cine como una gran película, ni siquiera intenta hacer sombra a su predecesora. Aquella era una pelicula de terror y tensión, esto es un espectáculo sangriento que no da un minuto de respiro al espectador. Y esa es su virtud, aunque sí que es cierto que a veces han cargado las tintas con algunos momentos.

Con personajes abocetados con dos pinceladas de brocha gorda, desde la primera aparición de los bichejos en los primeros cinco minutos la película va de frente con una mirada nihilista y hedonista: Música a tope, camisetas mojadas, sexualidad explicita, alcohol… Incluso hay momentos dedicados a los pajilleros de turno, con el baile acuático de dos chicas, acompañándolo con música clásica para que quede medianamente culto.

Todo está en su sitio para una película bien rodada, donde vemos lo que ocurre en vez de cambiar de plano cada dos o tres segundos. Todos saben que la película va directa a los espectadores de  hoy en día, que quieren que pasen cosas y que no les apetece que les hagan pensar.

Es una tontería de película, cierto, que se olvida según la ves y te pones a hacer otra cosa. Pero ese es su valor: Durante hora y media te tienen enganchado y luego deja que te vayas a terminar de hacer todo lo que tienes pendiente.

Y en esta época no es poca cosa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s