SITGES `11 (1 de 3)

SCABBARD SAMURAI: Del cómico Hitoshi Matsumoto ya había visto las dos anteriores, Daininponjin y Symbol, así que esta era una cita obligada. Esta vez el director/guionista, no protagoniza su historia, aunque se reserva un cameo en los títulos de crédito finales. La historia es sencilla, con elementos de cuentos infantiles: Un Samurái sin espada, deshonrado, cruza Japón con su hija y es perseguido por tres estrambóticos cazadores de recompensas. Acaba siendo apresado en un shogunato y el jefe del lugar le da dos opciones: Puede hacerse el harakiri en ese mismo instante o intentar durante treinta días hacer que su hijo recupere la sonrisa. Entramos en un extraño universo en el que se mezclan elementos de Las Mil Y Una Noches con otros momentos puros del programa “Humor Amarillo”, mientras el samurái intenta sin éxito hacer reír al niño, con la ayuda de sus guardianes y su hija. El problema es que aunque la historia comienza de forma delirante y brillante se resiente de cierta lentitud, porque van pasando cosas y no todas acaban de convencer. Pero al final, con giro inesperado, y sobre todo el hermoso momento en el que la hija del samurái se encuentra con un sacerdote que hemos visto durante toda la película, Scabbard Samurai levanta enteros. Aun así, no me convenció tanto como sus películas anteriores, pero cierto es que el listón estaba más que alto.

SEX AND ZEN: Película china en 3d que ha arrasado en su país de origen, y sospecho que esto es porque les puso bastante cachondos. Realmente es un softcore con elementos fantásticos ya que hay espadas que vuelan por los aires, mujeres hermafroditas con penes enrollados en las piernas, y que para conseguir la eterna juventud viola a jóvenes y les roba su energía vital convirtiéndoles en viejos. La historia es lo de menos: Un tipejo se casa con una joven (Que no cumple ya los treinta años y lleva un muro de maquillaje) y su vida sexual es más bien patética debido al tamaño minúsculo de su miembro viril y al problema de eyaculación precoz que sufre el hombre. Así que va pidiendo ayuda a diversas personas (Un noble degenerado en cuya torre todo el mundo está en pelotas y follando, la hermafrodita, unos “científicos” que trasplantan penes de caballo a los humanos) y la historia se va embrollando… Pero embrollando en el mal sentido, porque las cosas ocurren en un continuo “porque si, y porque me da la gana” con gente que de pronto es buena y luego les brillan los ojos y se vuelven malos malísimos, luego malos que se vuelven buenos porque ya les tocaba, mucho sexo supuestamente guarro pero que no impresiona ni nada. Todo rodeado de mucho esteticismo del cutre, baboso y más bien simplón, y una música que roba a Vangelis sin ningún pudor. El 3d ayuda a pasar un poco el trago, pero por poco porque si la película fuera delirante y divertida ni tal mal… Pero es delirante y aburrida, avanzando a trompicones, con interpretaciones horrorosas y se hace eterna.

SMUGGLERS: Un pobre joven muerto de hambre debe tres millones de Yenes a unos tahúres, lo único que se le ocurre para pagar su deuda es pedirle el dinero a una turbia banquera que le da el dinero a cambio de hacer un trabajo turbio. Basado en un manga del mismo nombre, Smugglers es una película dinámica que me levantó la moral después del desastre de Bellflower. Lo mejor de la función son esa peleas ralentizadas y exageradas, un grupo de personajes que, a pesar de ser bastante numeroso, uno puede reconocer en cualquier momento (Sobre todo sus míticos asesinos a sueldo Vertebras y Vísceras). Aunque su historia ya la hemos visto antes, un poco de aquí y otro poco de allá, consigue no aburrir en ningún momento: Grupos de mafiosos japoneses y chinos enfrentados por un alijo de droga, unos cadáveres de los que hay que deshacerse, sentido del humor y una trama que se complica para el protagonista por momentos. No cambia la vida, pero más que recomendable.

THE RAID: Película adrenalinica que nos viene desde Indonesia sobre un grupo de policías que entran en un edificio para capturar el jefe de una banda de mafiosos, y cuando la situación se da la vuelta serán los mafiosos los que tendrán que evitar que los policías salgan con vida del edificio. Con ecos de Carpenter, de La Jungla de cristal, de La Horda y de Tropa de Elite dando vueltas por ahí, con secuencias hiperviolentas y peleas coreografiadas, The Raid es una de las películas sorpresas del festival, resulta muy entretenida y entiende perfectamente que igual no tienes que pararte mucho a explicar cosas cuando puedes llenar la pantalla de disparos, saltos y golpes. Personajes interesante ni uno, y sorpresas de guion tampoco tiene ninguna, no vamos a negarlo, pero su discurso es para un patio de butacas que no quiere pensar y prefiere pasárselo bien. Y en eso cumple a la perfección.

REVENGE: Y aquí tenemos la sorpresa coreana. Cuando vi que los productores eran los mismos de “Dreamhouse” me temí lo peor: Más asesinatos sangrientos porque sí. Y es que la cosa no pinta bien al principio por una serie de muertes sangrientas, centrándose en embarazadas, y sobre todo por la sobreactuación de algunos de los protagonistas principales como el policía principal. Pero de pronto la historia empieza a virar y se nos muestra la razón que hay tras esos asesinatos del principio. Y lo que parecía una historia se asesino en serie más se transforma en una sencilla historia de amor entre un vendedor callejero y una chica autista (este es un punto flaco, porque el autismo de la chica va y viene según le interesa al guionista y al director), truncada por la violencia policial. No es cuestión de des velar aquí mucho mas de la trama, pero decir que tiene algunos planos que dejan con la boca abierta, que la historia se va haciendo más oscura y violenta cada vez, a pesar de que al final ya roza lo increíble por la resistencia al dolor del personaje protagonista, y que el tramo de tiempo que abarca desde el hecho desencadenante de la venganza hasta la venganza misma es ridículamente pequeño para la de cosas que han ocurrido en solo esos seis o siete meses y lo rápido que han olvidado esos personajes… Pero son el problema de las exigencias del guion. Por lo demás, ninguna pena y bastantes elogios.

(CONTINUARÁ…)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2011, Cine, Festival De Cine Fantastico de Sitges, Festivales De Cine. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s