THE FADES

Desde hace tiempo, la ficción inglesa está resultando más atrevida que la americana (y respecto a la española no diré nada aunque cada día produce más sonrojo), por la mezcla de géneros y sus resultados.

The Fades adapta al mundo británico una historia que perfectamente podría ser el argumento de un anime japonés: En un arruinado pueblo sin nombre en Inglaterra, un joven adolescente ignorado en el colegio y que se orina en la cama a causa de unos extraños sueños, descubre en un centro comercial abandonado que hay una lucha encarnizada entre Los Pálidos, fantasmas rencorosos que perdieron su rumbo a la hora de abandonar nuestro mundo, y Los Angélicos, protectores de los puntos de ascensión que los Pálidos deben atravesar para llegar al otro lado.

Pero el líder de Los Pálidos tiene un plan, un plan bastante sangriento que le hace chocar de frente con los Angélicos ya que puede traer el  Apocalipsis a nuestro mundo. Y hay que quitarse el sombrero, ya que dicho plan resulta bastante novedoso respecto al mundo de los fantasmas, entroncándolo directamente con el universo zombi y consiguiendo que no rechine mucho.

Seis capítulos, los tres últimos dirigidos por Tom Shakland, quien dirigió esa joyita de The Children y que aquí demuestra su buen hacer y hace suspirar por más películas con su impronta.

La serie empieza lenta, irritantemente lenta y difusa, con la presentación de personajes y de situación. En cada uno de estos tres primeros capítulos se mezclan buenos momentos fantásticos, como la presentación de los puntos de ascensión y el origen del conflicto que lleva décadas arrastrándose, con otros momentos de corte realista realmente soporíferos.

El problema de todo esto es que se vuelve a demostrar que la mayoría de las veces no se pueden mezclar tramas de adolescentes con tramas de adultos si no puedes conseguir la misma intensidad en las dos vías… Y el mundo adolescente es mucho más atractivo por lo que ocurre, por sus personajes y sus conversaciones… Estos tres capítulos exigen demasiado al espectador. Eso sí, el principio de la tercera entrega es antológico, con nuestro protagonista masturbándose en la cama imaginándose que juega con una chica a un strip-piedra-papel-y-tijera que acaba de la forma más sorprendente imaginable.

Pero es cuando entramos en el cuarto capítulo, después de un giro de guion al final del tercer capítulo que deja con la boca abierta, que la serie empieza a mostrar sus cartas dando lugar a una violencia soterrada y sangrienta, con unos personajes que no son totalmente buenos ni absolutamente malos. Asimismo se descubre que lo ocurrido en el pasado es tan importante que marca el presente de cara a un futuro apocalíptico.

El quinto capítulo, posiblemente el mejor aunque también deja entrever su escasez de presupuesto, es como una película de terror y acción que casi funciona por su misma con casi todos los protagonistas en el mismo escenario. Y es en el sexto capítulo donde la cuenta atrás llega a cero y donde algunos protagonistas vivirán y otros no, con un final muy a la japonesa que puede ser esperanzador o apocalíptico, dependiendo de cómo se entiendan los dos ambiguos planos que cierran la serie.

Con sus pros y sus contras, The Fades es la demostración de que en Inglaterra pisan fuerte con el género fantástico, creando sus propios caminos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Anime, Television, TV UK, Zombies y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s