FRINGE T4: FINAL

Con la espada de la cancelación sobre sus cabezas, la cuarta temporada de Fringe continuaba con su historia y sus creadores levantaron el pie del acelerador y convirtieron todos los capítulos que quedaban en algo necesario para comprender a qué nos estábamos enfrentando; incluso se permiten el lujo de retomar el principio de un capítulo de la primera temporada (el capítulo número 13, para ser más exactos), la historia de un hombre que en pleno vuelo se convierte en monstruo, e imbricarlo en este nuevo universo para darle un nuevo sentido y llevarle un paso más allá.

Si bien es cierto lo que dicen algunos, que la tercera temporada tenía una intensidad en la que esta flojea, también hay que reconocer, como  ya dije en el anterior post, que me resulta la más atractiva debido a que se ha convertido en una historia coral, saltando de un universo a otro y dando profundidad a los personajes secundarios: Nunca había tenia interés en el personaje de Astrid y aquí, en cambio, consigue sorprenderme; el marmóreo Broyles de nuestro mundo, en el otro lado se convierte en un peón atrapado por sus debilidades… Y Lincoln Lee se revela como mi personaje estrella de la temporada: El capitulo centrado en él, cuando viaja al otro lado porque se siente desubicado en nuestro universo, me resulta muy brillante y entretenido.

Y cuando comienza el capitulo 19, Letters Of Transit, con esas letras blancas pasando por pantalla, con sus palabras claves en rojo como el principio de Blader Runner… A uno la estalla la cabeza: La presencia de los Observadores en la serie toma sentido en un capitulo ambientado en el futuro de los personajes, es un capitulo modélico, en el que no te sueltan hasta su final abierto. Funciona tan bien que podría ser el final de temporada y dejarnos con la boca abierta.

Pero no, porque llega el capitulo 20 con un crescendo final y emotivo que cierra una parte de la trama principal… Y de nuevo funciona tan bien que podríamos tener un segundo final de temporada que nos deja con ganas de más.

Es por todo lo anterior que los dos capítulos finales, o el capítulo final dividido en dos partes, me resultan anti climáticos. Pasan cosas que interesan, se descubre la verdadera identidad del villano, sus planes…  Pero les falta la siniestra amenaza del capítulo 19, les falta la cuenta atrás del capítulo 20… Tiene un buen principio, un buen desarrollo y alguna sorpresita relativa a los Observadores, pero no consigue dejarme la misma sensación de cierre que los capítulos mencionados…

Pero, aun con todo, Fringe ha puesto demasiado alto el listón para las series de Ciencia Ficción de aquí en adelante.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fringe, Television, TV EEUU y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s