THE RIVER

Vaya por delante que soy un fiel seguidor de la saga de Paranormal Activity, la pelicula que puso en circulación el nombre de Oren Peli.

Y en esta producción televisiva hay marcas de sus “huellas”: Material encontrado, Multicámara, aceleración del tiempo de imagen para mostrar los diversos sucesos… Además de la aparición “estelar” de Katie Featherston, la protagonista principal de P.A. Y claro que al haber vegetación por medio, también hay referencias a la abuela del proyecto: The Blair Witch Project.

La historia, aunque no sea novedosa, responde a una formula clásica de la aventura: La búsqueda de un desaparecido por parte de un grupo de personas relacionadas con la persona perdida, que en este caso es un naturalista conocido a nivel mundial por un programa televisivo.

El escenario, por otra parte, es bien elegido debido a su extensión y al desconocimiento que hay sobre él: El Amazonas, un territorio inexplorado que da mucho juego al presentarse como una especie de último lugar en la tierra donde el hombre, la naturaleza y lo mágico conviven en un extraño equilibrio. A esto le unimos el componente puramente egoísta: La razón por la que están allí es porque los exploradores son parte de un proyecto televisivo, poderoso caballero Don Dinero. Y la mezcla funciona como motor: Deben conseguir resultados porque de lo contrario el programa se cancelara (Irónico, lo mismo que le ha pasado a la serie, debido a su baja audiencia se ha cancelado… El círculo se cierra: poderoso caballero Don Dinero).

El principal problema de The River es su formato, ya sé que tiendo a hablar del formato demasiadas veces pero en el caso de esta serie queda demasiado claro: Es una historia que pide un principio, un desarrollo y un final, sobre todo de cara a que los personajes crezcan y teniendo en cuenta el limitado espacio en el que se moverán.

Pero si dejamos de lado esto, y si dejamos de lado el hecho de que la presencia de las cámaras fuera del barco a veces es forzada y otras veces gratuita pidiendo al espectador un gesto de fe, The River tiene elementos de esas antiguas gestas de siglos anteriores donde el hombre va conquistando territorios hostiles.

La serie comienza como una película de terror a lo Oren Peli, presencias malignas, ruidos, ataques… Y aunque está bien, todo resulta demasiado intenso como para mantenerlo capítulo a capítulo, así que en un agradecido volantazo lo terrorífico pasa a convivir con lo mágico y con los personajes, que es donde la serie crece y da lo mejor de sí con algunas historias bastante logradas.

Aunque, siendo sinceros, los personajes son demasiados y, al descomprimir la historia para rellenar capítulos, sus secretos o tardan mucho en aflorar o se muestran de tanto en tanto perdiendo parte de la sorpresa… Eso y el odioso personaje de la adolescente Jahel, que más que la hija del mecánico parece una pedante licenciada en antropología con sus continuas apreciaciones acerca de a lo que se enfrentan o a su conocimiento exhaustivo de las leyendas locales. Más interesante hubiera sido que el resto de los personajes descubrieran las leyendas a la vez que el espectador.

Pero todo esto se perdona al enfocar la recta final, sus tres capítulos repletos de respuestas, acción y peligros. Sobre todo la última entrega, modélica muchos sentidos y que vuelve a tener todo el espíritu de la serie de Paranormal Activity.

Y ese plano final, madre… Un cierre perfecto para una serie que erró en su formato pero acertó en su concepto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en found footage, Television, TV EEUU, Zombies y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a THE RIVER

  1. Parece un ‘Holocausto caníbal’ (que también era de metraje encontrado) pero en versión sobrenatural no? Al fin y al cabo, yo creo que el tatarabuelo de todo este estilo acaba por ser el ‘cine mondo’ aquel de hace décadas.

    • tony kanapes dijo:

      Pues si, pero dirigido a todos los públicos. Y si que es cierto que aquel cine Mondo es el padre de este estilo. Aun así, es una serie muy entretenida de ver, y corta porque solo son ocho capítulos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s