DETENTION 2010

James D. R. Hickox. Quédense ese nombre porque es el perpetrador de una infamia audiovisual como hacía tiempo que no veía. En los años 70 un grupo de jovenzuelos matan a otro jovenzuelo haciéndole una broma, y en nuestro tiempo los descendientes de esos tontos del culo se quedan castigados en el instituto mientras fuera ha estallado una tormenta de las gordas. Y un fantasma comienza a hacer de las suyas. Los protagonistas, que son muy listos cuando quiere el guionista, llegan a la conclusión de que el fantasma aquel va a por ellos para hacerles pagar. Y no se les ocurre otra cosa que separarse porque si… A partir de ahí, si antes la película era mala, ahora se convierte en un delirio infecto: Unos se ponen a jugar a peleas de espadas en el teatro, a otro se le va la pinza y comienza a matar al resto (está poseído, se ha vuelto loco? Ni idea, pero tengo la sospecha de que los imbéciles de los guionistas tampoco lo sabían), a unos les posee el espíritu del fantasma… A veces los ordenadores se encienden y muestran imágenes del pasado… por cierto, imágenes que ya hemos visto pero hay que rellenar metraje… Para mear y no echar gota el personaje que viste como un surfer hortera y que dice ser un ninja jamaicano (¿??) y que a la mínima de cambio decide que ya que va a morirse se lo va a pasar en grande y se mete al laboratorio y se hace (pues eso: para mear y no echar gota) un pelotazo de LSD con lo hay en el laboratorio y se pega un viaje y luego la poseída le pilla por banda y le corta las venas…

La inutilidad del director es tal que no sólo está muy mal dirigida la película y peor dirigidos los actores, sino que cuando un plano no le monta o porque le interesa, nos mete un plano del fantasma avanzando por los pasillo, sin venir a cuento, o un plano de nubes y rayos para que sepamos que hay una tormenta fuera.

Pero, señores, lo mejor está por venir: El fantasma no es otro que el fantasma de la madre del muerto en los años 70… Que desesperada por la muerte de su hijo se metió en el sótano donde murió el susodicho y se suicidó… Y en 40 años nadie ha encontrado el cuerpo!!!! Toma servicio de mantenimiento. En fin, en un giro supuestamente sorprendente que demuestra lo INUTILES que son los que han participado en esta basura fílmica, todo se convierte en un Ignoro mi condición con un fantasma que (están sentados??) Está… Loco… Y… No… Lo… Sabe!!! Si, como lo han leído: Es un fantasma que está loco y ve al fantasma de su hijo muerto, que en ningún momento ha estado allí. (Oh,  my God!)

Subnormalidad fílmica, pérdida de tiempo… James D.R. Hickox, quédense ese nombre y evítenlo en el futuro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s