IRON SKY

Llevaba tiempo siguiendo los teaser que Timo Vuorensola llevaba colgando en internet. La idea era graciosa: Los Nazis dominando la Luna y lanzando un ataque contra la Tierra. Mucho rollo pulp y mucho elemento steampunk dando vuelta por ahí, lo que aun me gustaba más.

Por eso fue una sorpresa agradable que el proyecto llegara a puerto por fin.

Y con muchas ganas me senté a verla. Y no sé qué decir: Hay cosas en Iron Sky que me convencen bastante, pero otras me resultan bobas, otras demasiado ingenuas y el resultado es irregular. Sus perlas de crítica social y política son acertadas pero se pierden en medio de una historia errabunda.

Una pena porque Iron Sky empieza bien, muy bien la verdad: Una clon de Sarah Palin manda una expedición a la luna con fines electorales, uno de los astronautas es un modelo de color al que han mandado porque queda bien en las fotos. Una vez en la Luna vemos la sociedad de los nazis y aquí viene uno de sus elementos brillantes: La reconstrucción de la historia y la cultura a sus intereses, como cuando muestran la película de Charles Chaplin de El Gran Dictador, censurándola y reconvirtiendo su mensaje en una apología del nazismo (Muy de nuestros tiempos: La manipulación de la información). Pero no ahonda demasiado en esta idea porque al director y los guionistas les interesa hacer avanzan la historia en otro sentido más comercial, lo que es comprensible.

Luego llega una expedición Nazi a la tierra, una expedición más porque las anteriores se han perdido (otro elemento desaprovechado: Qué fue de las expediciones anteriores? No nos lo cuentan y la idea daba mucho de sí, así como que los ovnis “clásicos” que se han visto en la Tierra no son sino vehículos nazis, otra idea perdida), y aquí la película comienza a derivar con sus personajes un tanto extremistas debido a su elemento caricaturesco. Aun así, sigue habiendo elementos interesantes, como que la presidenta de Estados Unidos utiliza el discurso nacional socialista de los habitantes de la Luna para crear su campaña y como esos discursos van calando en una sociedad un tanto adormecida; o el elemento de que cuenta más la imagen poderosa que un programa electoral coherente.

Y después comienza el esperado ataque de los Nazis desde la luna, que tiene imágenes potentes y unos efectos especiales más que logrados, y el elemento steampunk se adueña de la pantalla con esos gigantescos zepelines cruzando el espacio rumbo a la tierra, llevando asteroides tras de si… Posiblemente los mejores momentos de la película junto con la llegada a la Luna. A partir de aquí la película es un continuo avanzar hacia delante dejando de lado cualquier elemento coherente: Una asesora de imagen comandando una avanzadilla contra la luna? Elemento surrealista pero que no acaba de cuajar debido a una interpretación exagerada e histriónica.

Pero también es cierto que es en este último tercio cuando la tesis de la película comienza a hacer aparición: Puede que los Nazis de la Luna sean malos, puede que quieran conquistar la Tierra pero su discurso es ingenuo, casi infantil, comparado con la ambición de los políticos terráqueos actuales, cada uno un dictador a su manera y que no se detienen ante nada con tal de conseguir poder. Y este elemento crítico está bastante logrado  en el conjunto de la película, aunque la pelea final en la ONU resulta bastante tontorrona.

Y eso nos lleva a batallas espaciales, a explosiones y a muertes hasta llegar a un final que me dejó con la boca abierta debido a su crueldad disfrazada de espectáculo.

Así que Iron Sky no es una gran película, debido a que ha querido llegar a demasiado publico a la vez y por ello navega erráticamente de una historia a otra, pero está bien rodada, sus efectos especiales son más que resultones y el plano final tras los títulos de crédito y esa gran canción que es Under The Iron Sky, abre la puerta a una continuación que espero con ganas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine, Festival De Cine Fantastico de Sitges y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a IRON SKY

  1. Bueno, nunca se toma en serio a sí misma, es peleona y pasa de ninguna coherencia. Como suele suceder en estas cintas, tras la sorpresa inicial, la gracia se va agotando. Pero aún así tenía puntillos majos y se dejaba ver con cierto gusto. Y qué bonica es la Dietze.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s