THE BAY

Barry Levinson llevaba años sin llamar mi atención. Su carrera lejos de la categoría de autor, dirigiendo todo tipo de historias que cayesen en sus manos, me hicieron dar por perdido al director de “Young Sherlock Holmes”.

Mi acercamiento a “The Bay” era bastante exceptivo. Además, utilizaba el mismo concepto que Brian De Palma en su decepcionante “Redacted”: Grabaciones de distintas fuentes para contar una historia. Un concepto de material encontrado en el que encontramos el nombre de Oren Peli, muy cercano a este mundo con su saga de “Paranomal Activity”, la serie “The River” y la pelicula “Chernobyl Diaries”.

Un día de fiesta, en un pueblo costero, la gente comienza a enfermar y cunde el pánico, y asimismo empiezan a aparecer muertos y nadie puede explicarse la razón de todo ello.

Y allí donde falla De Palma  en “Redacted”, con “The Bay” Levinson acierta de pleno: Cuenta una historia que entretiene, que deja con ganas de saber qué pasará a continuación y, sobre todo, se abstiene de incidir en la herida sino que simplemente nos muestra los hechos para que el espectador saque sus conclusiones, aunque para ello deba ver las consecuencias terribles y dolorosas de lo que está ocurriendo con unos pequeños y acertados apuntes de gore y sangrientos.

Tenemos una narración fragmentada de distintos puntos de vista: El médico del hospital, los expertos del Centro Nacional de Tratamiento de Enfermedades, una reportera televisiva primeriza, el viaje de una pareja por mar para encontrarse con sus familiares, la adolescentes sola en su casa con la enfermedad creciendo en su cuerpo, una pareja de biólogos marinos, las grabaciones de los coches de policía…

El mayor logro es que en ningún momento se pierde el hilo de lo que se cuenta, identificamos a los personajes en todo momento aunque la narración vaya saltando, y vamos asistiendo a la historia central: Tiene lugar un crimen contra la naturaleza y esta se toma su revancha… Lo que en un post anterior reclame a Oren Peli para su “Chernobyl Diaries” lo tenemos aquí.

“The Bay” no aburre en ningún momento, tampoco apasiona porque su aire “falso documental” tampoco lo intenta, e incluso hay algunos momentos tensos que se agradecen hasta llegar a un final previsto pero demasiado realista.

Una película muy entretenida de Barry Levinson cuando ya no esperaba nada de él. Eso está bien.

Esta entrada fue publicada en Cine, Festival De Cine Fantastico de Sitges, Festivales De Cine, Found Footage y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s