FRINGE T5: FINAL

fringe-team-season-5-gallery

Los finales son difíciles, eso está claro. Si encima es el final de una serie que ha creado expectativas ya es como un camino cuesta arriba.

Hay finales que decepcionan, por ejemplo el final de Lost me sigue pareciendo una tomadura de pelo; hay otros finales que primero producen extrañeza y con el tiempo resultan ser el único posible como el de BSG Galactica; poco finales tan son perfectos como el que escribió Eric Kripke para su despedida en la quinta temporada de Supernatural aunque después otros retomaran el juguete convirtiéndolo en algo rutinario y aburrido; otros finales son sosos como el de Babylon 5, cuando Michael J. Straczynski echó toda la carne en el asador en la cuarta temporada por si le cerraban la serie y cuando tuvo por delante una temporada más no supo muy bien por dónde tirar y sus últimos capítulos parecían (eran) una reunión de viejos recordando batallitas.

El de Buffy, continuista; el de Carnivale abierto por falta de presupuesto, el de Spaced amigable y optimista…

¿Y respecto al final de Fringe? Hay cosas que me gustan y ese momento final me convence totalmente… Lo que no me convence tanto es el camino que hemos recorrido hasta llegar a dicho final.

¿Eran necesarios trece capítulos para esta temporada? ¿Realmente había tantas cosas que contar o es que querían cerrar la serie en el capítulo 100?

Aunque en esta segunda tanda de capítulos ocurren cosas importantes, descubrimientos y giros de guion, la sensación que da es que se ha estirado sin necesidad. Nos han mostrado supuestas amenazas que luego se han quedado sin gas: El Peter Bishop Oscuro (Posiblemente su venganza contra los observadores sea mi capitulo favorito de esta temporada), Walter Bishop temiendo perder su forma de ser por culpa de los implantes en el cerebro. Son elementos que se resuelven con rapidez insatisfactoria o directamente se olvidan porque ya no interesan. En los últimos capítulos se plantea un camino que, aunque se haya visto en el Telefilm The Plan de BSG Galactica, no deja de  resultar atractivo: Como los 12 observadores originales, de viaje hacia el pasado para analizar el camino y con los nombres de los 12 meses del año, son “contagiados” por las emociones.

El malo de la temporada, Windmark, tiene peso en pantalla y podría ser un malo memorable pero se queda a medio gas. La presencia de Nina Sharp nos da un par de muy buenos momentos, sobre todo en su encuentro final con Windmark, pero en cambio el Teniente Broyles es un pegote en la historia: No sólo no aporta nada sino que su maquillaje es para enterrarlo y echarle cal encima no sea que quiera salir. El Personaje de Astrid, a su vez, está ahí y tiene algunos momentos pero si lo hubieran eliminado en esta temporada nada se habría perdido. La incorporación del personaje de Anil, el líder de los rebeldes, es de risa: Se convierte en el chico de los recados al que se le piden las cosas necesarias y él se encarga de conseguirlas, nada más.

Y vuelvo a un tema del que hable en el anterior post: Las famosas cintas de video son una subtrama que se pone en marcha cuando los guionistas las necesitan para que cuenten algo y hagan avanzar la trama, pero su dinámica es repetitiva: Ahora se estropean porque nos interesa algo de misterio y ahora se ven bien porque tiene algo importante que contar… Muy tramposo.

Los descubrimientos que mejor funcionan en esta temporada tienen que ver todos con elementos ya vistos en capítulos anteriores: La utilización del tanque de aislamiento y sobre todo la utilización de drogas alucinógenas.

Respecto al capítulo final: Hay tension y una carrera contrarreloj que queda demasiado diluida por el error de mantener hasta las últimas consecuencias el ritmo pausado de la serie

Pero eso sí, el final me he gustado. Un final que da final (valga la redundancia)  a un momento repetido muchas veces a lo largo de estos trece capítulos… Bonito, agradecido y emotivo.

No ha sido una despedida de altura pero Fringe siempre quedará en el recuerdo como una serie que luchó contra viento y marea para concluir su camino y que por fin ha llegado a puerto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fringe, Television, TV EEUU y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a FRINGE T5: FINAL

  1. tabara1 dijo:

    me parece fatal que Walter no cruzara hacia el futuro comiendo regaliz…

  2. Tinta al Sol dijo:

    De acuerdo contigo, el problema es que han alargado demasiado y eso ha hecho que el final perdiera fuerza. Para mí sobraba parte de la cuarta temporada y mucha de la quinta. Al menos el final no es una paranoia a lo Lost.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s