AMERICAN HORROR STORY T2: ASYLUM 1 – 6

American-Horror-Story-Asylum

Tenía mucho miedo de enfrentarme a esta segunda entrega de la serie de Ryan Murphy. La primera temporada me agotaba y me irritaba capitulo a capitulo: Me agotaba porque pasaban demasiadas cosas por minuto y me irritaba por su continua búsqueda de la intensidad… Una intensidad que muchas veces me resultaba forzada.

Aun así, decidí darle una oportunidad.

Y llegado el sexto capítulo, el ecuador de la serie, el miedo ha desaparecido reemplazado por la curiosidad de saber qué demonios falta por llegar. Claro que puede volver el miedo en la segunda mitad de la temporada, pero por ahora me he encontrado un producto más que disfrutable.

Esta vez dejamos atrás la historia de casas encantadas, de casas que atraen la desgracia sobre sus moradores y dando un giro de 180º nos encontramos en  Briarcliff, un manicomio en los años sesenta cuyos moradores traen la desgracia.

Si en la primera temporada teníamos a una familia bastante odiosa como reflejo de la crisis de valores familiares y personales, en esta segunda tenemos a los habitantes de un manicomio sumergidos en una época en la que Estados Unidos estaba regido por las normas puritanas: Racismo, homosexualidad, pornografía. Un tiempo de crisis que estallaría pocos años después aunque en algunos sentidos todo siga igual. Y así en esta temporada tenemos Matrimonios interraciales contra la sociedad, lesbianas intentando llevar una discreta vida en pareja, psiquiatras modernos chocando de frente contra la rigidez religiosa y unas prácticas psiquiátricas en desuso.

Claro que, por supuesto, nada es lo que parece y los personajes más insanos no son precisamente los pacientes del manicomio. Y aunque hay acumulación de situaciones (Ya en los dos primeros capítulos tenemos asesinos en serie, posesiones demoniacas, mutaciones y extraterrestres) no hay sensación de agotamiento como en la temporada anterior sino que uno sigue con interés una trama con aspecto de acabar muy mal.

Hay historias mejores que otras, eso no hay que negarlo, pero en conjunto el nivel de interés es más que alto. Lo mismo puede decirse de los personajes: La rígida madre superiora (interpretada por una gran Jessica Lange), el oscuro doctor de pasado incierto (Un James Cronwell inmenso que da miedo), la novicia cuya bondad esconde algo demasiado peligroso, la interna ninfómana, el psiquiatra modelo, el falso acusado de homicidio… Cada personaje guarda su historia y no hay ni uno sano, en todo caso el papel de la periodista que, como ocurría con la hija en la temporada anterior, no acaba de salir de una y se mete en otra.

Cerrando este primer bloque tenemos un capitulo ejemplar: El Origen de la Monstruosidad, donde aprovechando la historia “unitaria” de una niña psicopática, la historia va adelante y atrás en el tiempo para mostrar el principio de algunas de las tramas.

Ahora queda por ver si el nivel se mantiene en la segunda parte de la temporada o si tiran todo por la borda, que son capaces.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Television, TV EEUU y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s