UNDOCUMENTED

El cine siempre es cine. Es la pantalla la que nos separa de la realidad.

Por eso cuando terminamos de ver una película que nos ha aterrorizado, o nos ha emocionado, sabemos que hay un muro por medio: Esa cuarta pared.

Undocumented cuenta la historia de unos jóvenes “concienciados” que para un trabajo de postgrado en su universidad deciden denunciar la situación de los inmigrantes mejicanos en los Estados Unidos, para ello nada mejor que seguir la entrada de un grupo de espaldas mojadas a través de un túnel.

Pero el grupo, incluyendo a los estudiantes, es descubierto e interceptado por unos hombres ocultos tras mascaras que, declarándose auténticos patriotas se dedican a matar, de todas las formas imaginables, a los inmigrantes: Torturándolos, sacando sus órganos mientras aun están vivos, jugando con marido y mujer en un delirante concurso en el que la mujer es despedazada si el hombre no contesta las preguntas… Todo un recital que a veces parece hermano menor del Saló de Passolini.

A cambio de dejarles vivos, el equipo es forzado a grabar todas sus hazañas, como enseñanza para el mundo.

La película salta del punto de vista de las cámaras del equipo al punto de vista de la cámara “externa”. La narración es seca, desagradable, oculta hábilmente su escaso presupuesto y uno no sabe cómo va a acabar.

Pero la verdad es que la realidad siempre suele ser más terrorífica que cualquier historia que nos cuenten en el cine.

Esta entrada fue publicada en Cine, Found Footage y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s