SITGES 2013 (1 de 12)

Sitges2013

grand_piano_xlg

Un pianista vuelve a ofrecer un concierto después de cinco años de silencio. La sala de conciertos, el piano que toca y un francotirador dispuesto a aguarle la fiesta si toca mal una nota.

La tercera película de Eugenio Mirá tiene como productores a los responsables de Buried… Y se nota, porque Grand Piano es como Buried cambiando el escenario claustrofóbico y añadiéndole una trama de suspense. Pero, pero dejando de lado cierto excesos visuales innecesarios, ese intento de emular a Hithcock y que repita con una actriz tan poco interesante como Kerry Bishé, Grand Piano tiene buena factura y se sigue con bastante interés.

magic_magic

Erase una vez una jovencita que estaba loca como un cencerro, aunque ella decía que no, y dicha jovencita no tiene mejor idea para quitarse la chaladura que irse a visitar a su prima a un país sudamericano.

Magic Magic la venden como una película de horror psicológico, pero lo horrible es que resulta una tortura para el espectador. Parte de esta tortura no solo viene por la pedante labor guionista/director de Sebastián Silva, sino que también cuenta con la ayuda de un insoportable Michael Cera (también productor de esta maravilla) del que no queda claro si su personaje sufre alguna deficiencia mental o si por el contrario estamos viendo una sobreactuación que debería estar tipificada como delito y ser castigada. Sin ningún interés, morosa y aburrida, Magic Magic debe evitarse todo lo que se pueda.

Byzantium-2012

Dos vampiras de distintas edades intentan sobrevivir en un mundo que ignora su condición. Las diferencias entre ellas cada vez son más acentuadas y ha llegado el momento de tomar una decisión.

Neil Jordan vuelve al mundo de los chupasangres años después de Entrevista con El Vampiro con una película de aires clásicos y elegantes. Y el resultado es de lo más satisfactorio, mucho más moderno, elegante y directo que aquella Entrevista que resultaba a veces demasiado afectada.  Aquí no tenemos vampiros lloricas ni vampiros románticos, sino a Gemma Aterton y Saoirse Ronan que enfocan de forma diferente su condición. Tras un principio dinámico, la película cae en un bache de ritmo del que le cuesta salir, pero Jordan se guarda sus mejores cartas para el final y Byzantium termina de forma más que satisfactoria. Muy recomendable.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2013, Cine, Festival De Cine Fantastico de Sitges, Festivales De Cine y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s