TRIGGER MAN

Tres amigos deciden pasar un día de campo al estilo americano: Irse a un bosque con unas cervezas y unas armas para pegar unos cuantos tiros. Lo que no saben es que hay alguien más en el bosque y que les tiene en su punto de mira.

Segunda película de Ti West,  rodada en 7 días y con un presupuesto ínfimo (algo que se nota sobre todo en el aspecto visual), Trigger Man es una correcta película de aire semidocumental en la que West ya muestra algunos de sus elementos comunes: Pocos personajes, reducidas localizaciones, momentos de tensión alargados y la colaboración de Jeff Grace como su músico fetiche.

Su ritmo es tan pausado y su comienzo es tan aburrido e interminable, que dan ganas de tirar la toalla. Pero es en su tercio final cuando Trigger Man va levantando vuelo con picos de acción, escasez de diálogos  y algo de sangre hasta llegar a un final brusco e inhumano.

Ti West demuestra con su segundo proyecto que un presupuesto bajo no está reñido con un resultado interesante… Aunque a veces parece que rete al espectador para que deje la película por imposible.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s