AFTERPARTY

Afterparty-683742936-large

El protagonista de un slasher televisivo va a una megafiesta en la que bebe, baila, practica mucho sexo y se levanta con resaca. Pero cuando se levanta con resaca la siguiente mañana descubre que la casa está cerrada y en el interior se encuentra con tres chicas y un chico que también se han quedado atrapados. Y alguien vestido como el asesino del programa televisivo, les va a poner las cosas difíciles.

Hay películas malas que divierten por su insensatez o por el grado de cutrerío. Pero Afterparty es un desastre de principio a fin que más que risa produce vergüenza ajena… En su escasa duración, una hora y veinte con títulos de crédito, uno no puede evitar echar miradas al reloj. Y es que nada interesa: Ni la supuesta amenaza, ni el giro de guion que tiene lugar a mitad de la función, ni los sustos ni la supuesta acción; todo ridículo. Los actores y actrices se notan esforzados, tal vez intentando dar algo de carne a los palos que tienen que interpretar… Pero la aburridísima actuación de Luis Fernández, el supuesto protagonista y el centro de la trama, es un infierno en la tierra: No consigue despertar el interés en ningún momento.

Increíble que este proyecto haya llegado hasta su final, porque ya desde su “guion” quedaba claro que era un autentico subproducto. Pero lo más increíble es ver todas las productoras y ayudas que he tenido para que Afterparty llegue a realizarse.

El mundo está loco.

Esta entrada fue publicada en 2010's, Cine, Fantaterror Hispanico y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s