Puñeteros Crios Puñeteros

r1elj8La vida es dura en 1989 si vives en un motel de carretera sin clientes. Haces todo el trabajo duro por tu padre, limpias las habitaciones, cambias las sabanas y limpias la carretera de acceso de animales atropellados. Tienes nueve años y tus únicos amigos son los escasos clientes que llegan por equivocación. Pero claro que eso puede cambiar si hay un accidente de coche y su ocupante tiene que alojarse en el motel.

The Boy se regodea en la triste y aburrida vida del niño protagonista, todo quiere transmitir esa sensación de los días interminables de su infancia y hay que decir que el director lo consigue porque a la película le sobra bastante metraje.

¿Realmente se necesita una hora y cincuenta minutos en contar algo que ya se adivina desde la media hora? El director así lo piensa, y se encanta a sí mismo con una narración que resulta cansina, llena de planos innecesarios entre secuencias.

Pero el principal problema de The Boy es que realmente el niño del título es un autentico hijo de mala madre que se busca los problemas que le van surgiendo, y el director quiere ser tan “objetivo” que es imposible empatizar con él en ningún momento.

43024Primer día de la escuela de verano en un pueblo de la América Profunda. Pocas ganas de trabajar y críos llenos de energías. Por si fuera poco, una sustancia mutada en los nuggets de pollo les ha convertido en zombis deseosos de comer la carne de los adultos. Profesores Vs Alumnos. ¿Quién ganará?

Cooties (Piojos) es una zombedy que funciona al revés de la mayoría de las películas de este estilo, donde la primera parte plantea situaciones interesantes que en la segunda parte van cuesta abajo. Esta vez todo lo que tiene que ver con el contagio y la explosión de la pandemia resulta poco interesante y bastante insulso, y ya pasado el ecuador de la película es cuando la historia va levantando vuelo y, sin ser novedosa, uno se va implicando en la historia.

Posiblemente sea porque en esta segunda parte deja paso a cierta incorrección política a la vez que se burla y utiliza el cine de los ochenta, contando con muchos referentes a John Carpenter como ese homenaje/plagio a la secuencia del coche de Assault On Precint 13th o el espíritu apocalíptico de In The Mouth Of Madness.

Aunque Elijah Wood ha hecho una película en la que es protagonista además de productor, al igual que Leigh Whanell que es coguionista, productor y actor secundario, ambos tienen el acierto de dejar espacio para Rainn Wilson como improbable héroe de acción, quien se hace dueño de la pantalla cada vez que aparece…

Un actor todoterreno ya que también resulta lo mejor de The Boy.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2015, Cine, Festival De Cine Fantastico de Sitges, Festivales De Cine, Sesión Continua, Zombies y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s