Yakuza’s Tomahawk

yakuza-apocalypse-the-great-war-of-the-underworld-2015-poster

Kamiura es el jefe de un clan Yakuza y en su territorio reina la paz. Todo el mundo sabe que el jefe yakuza esconde un secreto, pero cuando unos desconocidos se adentren en su territorio con la intención de capturarle, Kamiura tendrá que asegurar su legado revelando el secreto a su adepto favorito.

Takashi Miike intenta volver a sus orígenes con Yakuza Apocalypse the Great Underworld War, con una película delirante donde todo parece tener cabida: Monstruos legendarios que visten disfraces de rana, erupciones volcánicas, profecías milenaria, extraños centros de desintoxicación del tabaco, peleas, cazadores…. Pero le ha salido un producto excesivo por tramas que se interrumpen unas a otras causando desconcierto en el espectador, y excesiva en la duración, porque hay veces que se hacen un poco cuesta arriba las más de dos horas de metraje.

Se agradece la desvergüenza de Miike en alguna de sus propuestas, sobre todo en lo relacionado con los monstruos, el extravagante grupo yakuza y toda su pelea final, pero esos pequeños destellos no consiguen que Yakuza Apocalyse funcione.

BoneToma1

Al pequeño pueblo de Bright Hope llega un forastero perseguido por los miembros de una tribu india que practica el canibalismo. El Sheriff de Bright Hope y un grupo de voluntarios tendrán que salir a darles caza.

Poco más se puede contar de Bone Tomahawk, la película de bajo presupuesto escrita y dirigida por S. Craig Zahler que es capaz de meternos en el mundo del western “clásico” y añadirle unas gotas de horror gore. La mezcla funciona a la perfección, sobre todo por el acierto de su casting: Un inmenso Kurt Russell, Matthew Fox demuestra que es buen actor si hay un director detrás suyo, Lili Simmons como una mujer fuerte en un mundo de hombre, y Patrick Wilson como un actor todoterreno.

No estamos ante un western crepuscular, sino en una interesante puesta al día de The Searchers de John Ford con personajes que interesan, acción seca y realista, y una historia que no se detiene en ningún momento. Sus momentos de horror son terriblemente cruentos pero Zahler no se recrea en ellos y solo enseña lo que hay que enseñar.

Una película muy satisfactoria.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2015, Cine, Festival De Cine Fantastico de Sitges, Festivales De Cine, Sesión Continua y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s