The Guest Walks Home Alone At Night

 

 

4045755-01Cae la noche en el barrio iraní de Bad City. Chulos, drogadictos y prostitutas se esconden en sus sombras. Pero hay una joven que vive en los bajos de un edificio y oculta un secreto muy peligroso para todos.

Resulta curiosa esta A Girl Walks Home Alone At Night, película rodada en idioma persa en Estados Unidos en un cuidado blanco y negro, con toques del universo de David Lynch y ramalazos de cine social.

Su directora/guionista Anna Lily Amarpour apuesta por un cine de ambientes opresivos, claustrofóbicos y oníricos a través de una narración que a veces es demasiado lenta y parece estancarse. Pero hay que reconocerle que consigue una estética atrayente y que hay que tener agallas para bordear el ridículo sin caer en él porque las imágenes de la chica del título montada a monopatín con el chador flotando a sus espaldas, como buen trasunto de Dracula, están tratadas con cuidado y no consigue despertar la carcajadas.

Se le puede achacar el recrearse en lo estético para ocultar lo narrativo, ese típico retrato de películas femeninas con hombres malos/mujeres buenas, pero también hay que reconocerle el saber ocultar con inteligencia e imaginación el escaso presupuesto de la película, y ser capaz de hermanar lo realista (o tremebundorealista) con lo fantástico de forma equilibrada.

the_guest_main_one_sheet

David llega a la casa del difunto Caleb llevando un mensaje que este le dio en sus últimos días: Debe ayudar a su familia. Claro que David esconde bastantes secretos y sus métodos son de todo menos sutiles.

Adam Wingard y su socio Simon Barret se están convirtiendo, junto a Ti West, en un referente del cine de bajo presupuesto de resultados más que satisfactorios.

Si con You’re The Next, el dúo intentaba dar una vuelta al género Slasher, en The Guest intentan poner al día el cine de los justicieros de los años ochenta. Con la película Drive de Nicholas Winding Refn como referente directo, Wingard y Barret nos regalan una película muy entretenida que no intenta cambiar esquemas o hacer algo nuevo sino hacer desconectar hora y media al espectador. Y esto es bueno, porque entretiene, pero malo porque suena a ya visto.

Aun con todo, la mezcla funciona a la perfección, sobre todo por la presencia inquietante de Dan Stevens, quien nunca deja traslucir que pasa por su cabeza. Maika Monroe, también presente en la imprescindible It Follows, aporta su granito de arena como la sufridora heroína.

Película divertida, directa, repleta de violencia y acción, The Guest deja con ganas de ver más proyectos de Adam Wingard y Simon Barret.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2014, Cine, Festival De Cine Fantastico de Sitges, Sesión Continua y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s