Muestra Syfy 2016: The Jeruzalem’s Eye

Muestra-SyFy-2016-recorte

JeruZalem

Sarah y Rachel van a visitar Israel y en el viaje conocen a Kevin, quien les hace cambiar su destino y pasar unos días en Jerusalén… Lo que deberían ser unas vacaciones agradables se convierte en una pesadilla sobrenatural.

Hay que reconocerle a los hermanos Doron y Yoaz Paz el merito de hacer una película de terror Israelí, y encima llevárselo al terreno del Found Footage gracias a que una de las protagonistas lleva unas Smart Glasess que permiten grabar todo el viaje.

Pero una cosa es el merito y otra que los Paz dediquen la mitad del metraje a un aburrido publireportaje sobre Jerusalén, además de que la protagonista es tan (pero tan) tonta que se merece todo lo que le va pasando. Por si fuera poco, hay elementos “homenaje” (plagio es una palabra muy fea) a otras películas del genero FF como Cloverfield, Grave Encounters, y al clásico retro Demons de Lamberto Bava.

Aun así, reconocer que en sus últimos 5 minutos de metraje no solo está el único hallazgo de la película sino también su mejor plano. Pero claro, para llegar hasta allí hay que pasar antes por un desierto de 89 minutos.

265618-the-mind-s-eye-0-230-0-345-cropEstamos en 1990. Cada día aparecen nuevos telekineticos sobre la faz de la tierra.El doctor Michael Slovak dirige la clínica más importante sobre el tratamiento y control de esta capacidad. Zeck es uno de los telekineticos más poderosos y su llegada a la clínica Slovak va a destapar los planes del doctor.

Tras Almost Human, el director/guionista Joe Begos sigue explorando los años ochenta a nivel argumental y narrativo. Esta vez decide fijar su atención en Scanners de David Cronemberg y continuar su mitología. Claro que una cosa son las intenciones y otras los resultados, porque The Mind’s Eye empieza bien y muy dinámica, pero luego se estanca en una serie de atracos a mano armada al Reanimator de Stuart Gordon y al Akira de Katsuhiro Otomo.

Personajes que van de un lado a otro esperando a que les maten (Eso es lo mejor de la función, los efectos prostéticos a la vieja usanza), el malo no sólo es malo sino que es un actor horrendo que despierta carcajadas (John Speredakos, atentos al nombre) y todas las buenas intenciones de The Mind’s Eye se quedan en eso: buenas intenciones.

Pero sigamos con los ojos puestos en Joe Begos, porque no hay historia suya que no tenga algún elemento interesante. Además de que me encantan los posters de sus películas.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine, Festivales De Cine, Sesión Continua, Zombies y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s