Attack On Titan 1 – 2

attack-on-titan

Desde hace 100 años la civilización vive encerrada tras altos muros, sin señales de los titanes que masacraron a gran parte de la humanidad. Pero cuando el tercer muro cae y los titanes hacen su aparición, Eren, Mikasa y Armin deben prepararse para la supervivencia o la muerte.

Presupuesto, todo se basa en el presupuesto. Este nos ordena que dejemos atrás el mundo medieval con toques de Steampunk del manga y vayamos a un mundo postapocalíptico que es más fácil de construir. Y ahí estriba la gran diferencia con el relato original. No hay peleas en bosques, ni el exhaustivo entrenamiento que se saltan con un “dos años después”, tampoco hay carisma en los personajes que resultan, en su mayor parte, intercambiables y que solo podemos diferenciar porque uno es gordito, la otra lleva coleta y así sucesivamente.

Hay hallazgos en esta versión real de Attack on…, para qué negarlo, tanto los Titanes como los artilugios de batalla que permiten a los soldados moverse por el aire están logrados, pero le falta el aura épica y pesimista del manga y el anime. La mayor parte del metraje, pasado el ataque original, no sirve para mucho. Solo en su último tercio, antes de la revelación sobre uno de los personajes, la película remonta. Pero a estas alturas, las comparaciones son odiosas y la versión real pierde por goleada frente al anime.

attack-on-titan-2-poster-630-thumb-630xauto-56987

 

Pese a que el tiempo se acaba y la humanidad puede caer, aún hay una oportunidad de cerrar el muro y acabar con la amenaza de los titanes. Pero los supervivientes no lo tendrán tan fácil, deben luchar contra los titanes, sus superiores en la cadena de mando y un titán diferente al resto: es inteligente.

Es este AOT: End Of The World, encontramos diferencias argumentales con el anime. Y la mayoría de las diferencias son para mal, por un lado tenemos la mil veces vista historia de una sociedad oprimida por un régimen que utiliza el miedo contra el enemigo para evitar cambios, luego tenemos la teoría de la creación de los titanes que no está mal pero se cuenta a toda velocidad y no impacta lo que debería.

Aun así, resulta más entretenida que AOT 1, sobre todo porque se centra en una misión que llevar a cabo en un escenario ya establecido. A cambio, los personajes vuelven a ser unidimensionales, los malos son terriblemente malos, y las peleas entre titanes recuerdan demasiado a los Kaiju Eiga japoneses de los setenta y a los anime de humanos conduciendo robots como Mazinger Z.

Ver las dos películas de Attack On Titan no quita la vida, pero es una pérdida de tiempo.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2015, Anime, Festival De Cine Fantastico de Sitges, Festivales De Cine y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s