FANT 2016 (4 de 8) Darling – Southbound – They’re Watching

13062309_1036701483087412_3301817717521572809_n

 

full_Darling_poster-620x400

Una  joven es contratada como ama de llaves de una inmensa casa en Nueva York. Todas las puertas de la casa se pueden abrir, menos una. Las historias acerca de lo ocurrido en aquel lugar pueden tener un poso real…

Darling empieza bien, no vamos a negarlo: enmarcada en el delicado e inquietante rostro de Lauren Ashley Carter, rodada en un elegante blanco y negro, ambientada en un tiempo pasado que le da un toque noir. Tiene ecos de la que para mí es la mejor película de Ty West, The Innkeepers (es más, el director/guionista trabajó en esta cinta), toques de Repulsion de Roman Polanski e incluso tiene algunos elementos de The Blair Witch Project. Ya que el director Mikey Keating se inspira en tres buenas películas, el resultado no debe ser malo.

Y de verdad que no es malo, pero no tiene mucho que contar debido a que Darling suena a mediometraje alargado hasta la hora y cuarto. En vez de jugar con la atmosfera, más que bien lograda, que se construye en su primer tercio, Keating decide añadir más elementos a la historia, jugar con el pasado del personaje sin nombre y ahí es cuando todo se tuerce. Una pena, porque Darling tenia elementos para ser una muy interesante película Low Cost.

southbound-poster

En el profundo sur de Estados Unidos las carreteras polvorientas se cruzan unas con otras, cada vehículo que las circula lleva una historia en su interior.

Soy defensor de las películas de segmentos aunque alguna brille más que otras; pero en los últimos años me dan un poco de miedo, ya que los ejemplos de VHS, ABC’s Of Death y Tales Of Halloween no resultaron todo lo buenos o interesantes que deberían. La mayor culpa de esto viene principalmente de la producción: los segmentos no solo son desparejos en calidad de historia, sino sobre todo en su narrativa audiovisual.

Eso es algo que se ha obviado en Southbound: las historias se cruzan unas con otras para generar continuidad, y se mantiene una cierta coherencia visual que se agradece. Los segmentos tienen una duración agradecida, algunos directores se centran en los personajes, otros en la historia y unos terceros en la atmosfera, pero el resultado es más que correcto e incluso alguna de las entregas, concretamente la que transcurre en un hospital, son pequeñas joyas.

¿Es Southbound el inicio de una nueva franquicia? Podría serlo sin ningún problema siempre que mantenga el nivel de la película madre.

 

theyre-watching-poster

Un equipo de televisión se dedica a grabar a estadounidenses que han decidido montar su hogar en remotos rincones de Europa. La elegida es Becky, una ceramista que vive en medio de un bosque en Moldavia. Tras un encontronazo cultura entre el equipo de televisión y los lugareños, el reportaje solo va a tratar sobre la supervivencia.

En su película debut, los directores americanos Jay Lender y Micah Wright critican el espíritu americano de viajar por el mundo sin mirar a su alrededor, ni aprender absolutamente nada.

Como viene siendo usual en estas películas de cámara en mano, la mayor parte de su metraje se centra en la presentación y desarrollo de personajes; solo en su último tercio tiene lugar el giro de guion hacia lo fantástico que, si bien es agradecido, es bastante previsible. Película modesta que intenta innovar sin haberlo conseguido.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2016, Cine, FANT, Festivales De Cine, found footage, Sesión Continua y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s