FANT 2016 (6 de 8) The Demolisher – The Boy – Scare Campaing

13062309_1036701483087412_3301817717521572809_n

-4cbe1467-ab35-4ecb-ab49-9dec6eca3269

Una policía que se queda paralitica en acto de servicio, su marido que se viste de antidisturbios y va pegando palizas a una banda criminal, una joven con una enfermedad degenerativa, un collar perdido y un tipo montando en moto por el desierto.

Estos son los elementos de Demolisher, una película que va de revival de las películas de justicieros de Charles Bronson y que también quiere ser Drive de Nicholas Winding Refn.

El resultado es, seamos sinceros, horrible. Aburrida hasta la saciedad, ridícula hasta el agotamiento; la cinta es la acumulación de palizas del loco (Ry Barret, me he quedado con tu nombre), persecución a la joven de la enfermedad y discusiones con la ex policía paralitica. Sin pies ni cabeza, su hora y veinticinco de metraje es como una larga travesía por el desierto.

Y lo del tipo montando en moto, pues no me enteré muy bien si era el loco que se iba a dar paseos o una excusa para rellenar metraje. A evitar.

the-boy-affiche-film-Stacey-Menear
Huyendo de un novio problemático, la estadounidense Greta viaja a Inglaterra para hacerse cargo de Brahms, el hijo de un matrimonio anciano y adinerado; pero ni el hijo es lo que parece ser, ni el encargo tan fácil.

The Boy es una película bien hecha, buena factura y acabado impecable; el problema es que su trama central se parece demasiado a otras cintas anteriores que no voy a citar por no destripar su sorpresa. Esto es bueno si no has visto dichas películas, y muy malo si (Como en mi caso) las tienes en la memoria.

El salto de fe de la protagonista principal tras la mejor secuencia de toda la cinta, no resulta creíble; así como suena a forzada la inclusión de un personaje masculino que solo pasa por allí para dar información y, llegado el caso, convertirse en el interés romántico.
Pero aunque The Boy no es redonda, agradecida a lo sumo, el diseño del niño del título es inquietante, y tiene desperdigadas a lo largo de su metraje unas cuantas secuencias bien planificadas y llevadas a cabo.

Buena película para los que no conozcan este tipo de películas, pero ya vista para los espectadores con mayor recorrido.

scare-campaign-movie-poster

El exitoso programa de bromas televisivas ha encontrado un fuerte competidor en internet; un grupo de enmascarados ha llevado su formato aún más allá, y el equipo del programa se enfrenta a una terrible disyuntiva: renovarse o morir… Literalmente.

Segunda película de los hermanos Australianos Colin y Cameron Cairnes después de 100 Bloody Acres. Con algo más de medios, Scare Campaing trata la decadencia de la televisión generalista por culpa de la irrupción de internet y unas nuevas generaciones que exigen formatos diferentes y, sobre todo, más extremos.

En ese sentido, la historia funciona bien y se ve sin problemas, incluso algún giro funciona aunque sea predecible. En su último tercio la película, aunque sigue manteniendo el nivel, ya cae en algún tópico y se echa en falta una mirada más sarcástica sobre el uso y abuso e lo medios. Pero la intención de los hermanos Cairnes no es otra que entretener, y ahí es donde Scare Campaing funciona a la perfección.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2016, Cine, FANT, Festivales De Cine, Sesión Continua y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s