The winter guest – Stormness – Michael Kamen

Viva el cine

Años atrás el estudiante de secundaria Tony Kanapes fue mordido por un disco de E.T. radioactivo, adquiriendo un oído especial para la música de cine y descubriendo que un gran poder conlleva gastarse demasiado dinero como coleccionista.

Seis de Enero. Ocho de la mañana. En vez de estar abriendo mis regalos de reyes como el eterno crío que soy, estaba en la cremación de mi tía. Todo era muy rápido y aséptico: el cura, la familia, los operarios y de fondo esa horrible música de ocarina que hace años se puso de moda. Un tema pop, no recuerdo cual, interpretado por un sintetizador cutre que le hacia la cuna a la ocarina de las narices. Estaba triste, era la muerte más cercana que había experimentado hasta la fecha, pero tampoco podía dejar de pensar: “esta música es una mierda. Vaya forma de despedir a un ser querido”. Más tarde supe…

Ver la entrada original 153 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Soundtracks. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s