Slasher

cihvwuvysPaazN3XCogKE7ssfQ6

Sarah vuelve al pueblo en el que nació tras morir su madre… Literalmente. Pero al poco de su regreso, una serie de asesinatos brutales comienzan a tener lugar: ¿Es coincidencia o Sarah tiene algo que ver?

Formato, formato… La guerra de siempre. A pesar de que por fin se va adaptando el formato ingles de las miniseries, donde la historia condiciona el número de capítulos y no al revés, Slasher sufre el síndrome del chicle alargado. No solo no eran necesarias tantas entregas, sino que un acortamiento podría haber dado mucho más dinamismo e interés a la serie.

Eso y que hay demasiados referentes que entorpecen su posible originalidad: The Silence of The Lambs, Scream y Seven son dos sombras que planean sobre la historia.

Algún atisbo de brutalidad y los secretos del pasado de los personajes son lo único que consigue empujar a terminar de verla. Por lo demás, una serie que no vuelve loco ni cambia la vida.

 

Esta entrada fue publicada en Television y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s