3%

3-percent

Una vez al año, los jóvenes que cumplen 20 años abandonan su ruinosa y abarrotada ciudad. Suben la cuesta hasta una lujosa superficie donde entraran en una competición: solo el 3% de ellos podrá abandonar una vida de pobreza y marchar a Mar Alto, donde vivirán sin preocupaciones el resto de su vida.

La sinopsis de 3%, la misma de la película del 2011 de igual título y con Pedro Aguilera como padre de ambas, me echaba un poco para atrás: ¿Una serie protagonizada por jóvenes, un intento de crear una franquicia tipo The Hunger Games, la justamente olvidada Twilight o la trilogía Divergent?

Pero el primer capítulo te deja un poco descolocado, con la revelación acerca de uno de los protagonistas principales. A partir de ahí, ya sólo fue dejarme llevar hasta acabar el visionado.

Se notan las costuras del presupuesto, cierto, sobre todo en algunas maquetas que aparecen, pero a cambio hay que alabar el ingenio para disimularlo. Esto se nota especialmente en las pruebas a las que someten a los jóvenes, donde saldrá lo peor de cada uno. Y ese es uno de los puntos altos de 3%: la crueldad que respira por los cuatro costados, la sensación de realidad aunque estemos ante una “simple” serie de Ciencia Ficción.

Lejos de la “humanidad” de las sagas citadas anteriormente, la serie es un reflejo de la problemática entre el primer y el tercer mundo, hasta dónde es capaz de llegar una persona por mejorar su estilo de vida, cuales son los ideales que deja tras de sí.

No puedes evitar sentir cierta simpatía por los personajes, ya sean los jóvenes participantes o Ezequiel el encargado de la selección, y llegas a preocuparte por ellos cuando (al estilo de Lost) te dan la información acerca de su vida, pero a lo largo de la historia, sobre todo en su capítulo final, no sabes si apoyas a unos perdedores, unos vencedores o, vamos a decirlo claramente, unos auténticos hijos de puta.

Su final puede ser positivo, o terriblemente demoledor, depende de la actitud de cada uno, pero hay que reconocer el merito de Pedro Aguilera, que con poco ha contado mucho.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Television y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s