In a Valley Of The Tickled

in-a-valley-of-violence-poster

La idea del hombre parece sencilla en principio: pasar a Méjico junto con su caballo y su perra para desaparecer del mapa. La llegada a un pueblo le pondrá las cosas difíciles y tendrá que decidir entre huir o volver a tomar la pistola.

Para mí, Ti West es el gran olvidado, tanto House Of The Devil como la joya que es The Innkeepers merecerían ser recordadas. The Sacrament, apuntada a la moda del Mockumentary, no acababa de dar esos zarpazos que apuntaba pero era una película tensa y agradecida. Por mucho menos, una medianía como Eli Roth tiene un extraño culto a su alrededor.

In a Valley… me ha resultado agridulce: West dirige bien esta película del oeste, sin apuntarse ningún tanto de originalidad, que tiene buenos elementos y un buen elenco como Taissa Farmiga, Karen Gillam, John Travolta, aunque Ethan Hawke me resulte muy mal actor, aquí hace de hombre estólido y tiene un pase, al que sigo sin aguantar es a Larry Fessenden. Pero In a Valley Of Violence no me acaba de convencer. Me resulta muy larga, muy irregular, donde los aciertos y los errores sólo tienen una secuencia de distancia.

Sus virtudes son sus defectos: Una historia sencilla que resulta demasiado plana, un pueblo del oeste que canta a escenario, pocos personajes pero con una figuración que deja ver las costuras del bajo presupuesto. Incluso la música de Jeff Grace, que siempre da en el clavo con las propuestas de West, se presenta inadecuada.

Si la película hubiera sido como su añeja presentación, o como sus dos secuencias nocturnas que demuestran que el director tiene un gran gancho para generar terror, hubiera podido ser muy entretenida.

Aun así sigo confiando en Ti West.

 

tickled_friday1sheet

Cuando el periodista neozelandés David Farrier, descubrió la extraña noticia de una competición mundial de cosquillas no sabía lo que se le iba a caer encima.

Documental de la HBO de David Farrier y Dylan Reeve que, como es usual en este tipo de producciones, va de menos a más. De la anécdota se pasa a la amenaza.

Todo vale en el sexo consentido, cualquier filia es permisible. ¿Que el asunto va de gente que se excita con vídeos de gente haciéndose cosquillas? Por qué no. El problema, y de eso va Tickled es cuando esos vídeos son utilizados para dañar a gente, para arrastrar su nombre por el barro tanto en el vida real como en Internet.

Tickled da la impresión de estar a punto de eclosionar, que cada revelación nos dejará con la boca abierta, pero todo se queda en promesas. Puede ser por la realización plana, tal vez porque las sorpresas no se plantean como tales sino como simples hallazgos. La historia es interesante, al igual cómo se va desmadejando la trama, la crueldad de la mente en la sombra, pero hay algo que resulta increíble: los autores de los videos por dos veces cometen el mismo error y esto hace avanzar la trama.

No dudo de la veracidad de Tickled, pero si dudo del orden de los factores.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2016, Cine, Festival De Cine Fantastico de Sitges, Festivales De Cine, Sesión Continua y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s