Falling Water T1

Los sueños son ese espacio único donde todos nuestros miedos y alegrías se ven reflejados, pero se ha desatado una guerra por controlarlos y un niño sin nombre es la pieza vital. Tres personas, desconocidas entre sí, se verán envueltas en un campo de batalla donde la realidad y lo onírico se confunden.

Falling Water, serie creada por Blacke Master y Henry Bromell, quien murió antes de verla reflejada en pantalla, es una apuesta arriesgada en estos tiempos que corren. Su baza es una historia criptica que se desarrolla con lentitud, a veces demasiada, en un ambiente frio y malsano que esconde con bastante inteligencia su escasez presupuestaria

Al igual que esa joya de la CF Hard que es The Expanse, Falling Water se toma su tiempo para colocar todas las piezas antes de encajar un puzzle que, aun con todo, resulta complicado. Y esto, para los espectadores acostumbrados a procedurales o series “faciles”, será todo un escollo.

Juan Carlos Fresnadillo es el encargado de dirigir el piloto y marcar el tono de la serie, acierta de pleno en recrear ambientes oníricos y ominosos, pero su estilo característico lastra el ritmo, un defecto que los siguientes directores se encargan de limar.

Master y Bromell juegan con el mundo de las sectas y los sueños, llenando la serie de ideas brillantes y caminos a explorar. Aunque solo sea por esto, Falling Water merece una oportunidad.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Television, TV EEUU y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s