FANT 2017 (5 de 8)

Aislados en una casa de campo, atrapados en una relación de amor/odio/aburrimiento, Romeo y Desi (con)forman cualquier cosa excepto una pareja normal. Romeo, harto de los abusos físicos y psíquicos de Desi, contacta con una asociación en defensa de los maltratados. Allí conocerá a Catalina.

De la asociación entre el director Norberto Ramos del Val y el guionista Pablo Vázquez surgen mundos extraños, inesperados, bizarros, provocadores y diferentes, generalmente centrados en complicadas relaciones de pareja. El Cielo en el Infierno es una cinta que, al igual que su anterior trabajo, Amor Toxico, no deja indiferente a los espectadores. En este cine no hay medias tintas, el gris no existe, entras en el juego o tiras las cartas a la mesa, en una cinta con ecos a Jess Franco y Russ Meyer entre otros.

Historias densas, repletas de personajes contradictorios atrapados en modernos escenarios como moscas en una tela de araña, Heaven In Hell irrita, atrae e incómoda al mismo tiempo. En medio de una permanente ruptura con la cuarta pared, o con las paredes que hagan falta porque aquí no hay miedo a nada, Álvaro Lafora, Belen Riquelme y Mariú Barcena prestan sus interpretaciones y físicos a la última locura del dúo Ramos Del Val/Vázquez.

Eso sí, se hace necesaria una tercera colaboración para cerrar esta trilogía de parejas perversas y auto destructivas.

Adele se muda con su tía, quien sufre agorafobia y vive encerrada en una inmensa mansión victoriana; aunque al principio parece un trabajo fácil, cuidarla y cumplir todas sus órdenes escritas en papel, pronto surge el aburrimiento y el hastío. Este será el momento donde Beth hará su aparición.

La cinta de A.D. Calvo, al igual que Darling de Mickey Keating o The Innkeepers de Ti West, juega a la sugerencia y el suspense, a balancearse en la fina línea entre lo inquietante y lo aburrido.

Tras un primer tercio descriptivo en el que plantea la situación, Sweet Sweet Lonely Girl abusa de un ritmo moroso que exige demasiada implicación por parte del espectador. No ayuda mucho que la protagonista, Adele, no tenga sangre en las venas. Escasos apuntes interesantes y un final resultón es el resumen.

El siniestro investigador Herbert West se instala en el sótano de Dan, un compañero suyo en el hospital de Miskhatonic. Nadie lo sabe todavía, pero los experimentos de West son demasiado peligrosos.

Stuart Gordon se dio a conocer con esta cinta que adaptaba, muy libremente, un relato de H.P. Lovecraft. Gordon realiza un trabajo de primera en una cinta que, aunque los años han pasado factura a algunos efectos de maquillaje, sigue funcionando como un reloj y cuyo ritmo va acelerando hasta llegar a una orgía de sangre y muerte, tan bien orquestada que Peter Jackson debería haberla revisado antes de rodar el tercio final de Braindead.

Aunque Bruce Abbot es el protagonista, no deja de ser un galán de los ochenta con poco peso en pantalla y baja capacidad interpretativa, son la actriz Barbara Crampton, quien enseña sus pechos con generosidad durante gran parte del metraje, y  Jeffrey Combs, tan impresionante que se vio encasillado en este tipo de papeles, los que dominan la pantalla.

Gozosa revisión de una película modélica dentro del género.

 

Esta entrada fue publicada en 2010's, 2017, Cine, FANT, Fantaterror Hispanico, Festivales De Cine, H.P.Lovecraft, Sesión Continua y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s