Into The Hipersomnia

Milena es una aspirante a actriz seleccionada por el prestigioso dramaturgo Federico del Pino pero, debido a los duros ensayos, su consciencia se ve transportada a un siniestro lugar donde ella y otras mujeres se encuentran encerradas y obligadas a prostituirse. ¿En qué lado se encuentra la realidad y en cual la fantasía?

Gabriel Grieco quiere hilar muy fino en esta película argentina, jugar con los dos lados del espejo intentando hacer que el espectador se pierda por el camino, pero el tiempo es lo que se pierde con Hipersomnia.

Gran parte del metraje se dedica a hacer pensar al sufrido espectador que se trata de una cosa  para, de golpe, dar un giro de 180 º y meterte en otra película, sin vaselina ni nada.

No vamos a negar que esta segunda película, ya con el elemento fantástico de fondo, es bastante mejor, ágil, violenta y muy entretenida, pero es difícil perdonar a Grieco y su coguionista Sebastián Rotstein la trampa de la historia, lo poco cimentada que está y el salto de fé que pide al espectador.

Nell y Eva se enfrentan a un apagón total de la energía a nivel mundial. En este nuevo orden deben sobrevivir frente a una sociedad que ha caído en la barbarie.

Lo voy a decir sin tapujos: Into The Forest se me hace eterna, caprichosa, errática y, sobre todo, tiene dos de los personajes femeninos más horrendos que he visto en años.

Al principio pensé que Nell (pobre Ellen Page) iba a ser el personaje odioso de la película, pero resulta que su hermana Eva (con lo bien que me cae la desaprovechada Evan Rachel Wood) la hace buena con sus insensateces y su cabeza más para allá que para acá. No daba crédito con las tonterías que veía minuto a minuto.

Patricia Rozema ha mimado Into The Forest, seguro, pero tiene ese problema que veo en las películas de mujeres para mujeres: los hombres son simplemente un aparato genital rodeado de extremidades, ni una sola neurona llena su cuerpo.

La cinta avanza a golpe de giros de guion, en su mayoría caprichosos e irritantes, en medio de un ritmo exasperante, hasta llegar a su final porque tocaba y no por sensación de historia concluida.

A veces recomiendo películas malas por la experiencia de verlas, Into The Forest no es una experiencia sino una tortura.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2016, 2017, Cine, FANT, Festivales De Cine, Sesión Continua y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s