Keep Watching

Al regreso de sus vacaciones, una familia es acechada por unas figuras que parecen saber todo de ellos y cuya única intención es matarles. ¿Quiénes son y por qué lo hacen?

La ópera prima de Sean Carter es entretenida sin ser rompedora, recuerda mucho a la franquicia Saw y el elemento Found Footage, aunque sea necesario para la narración, rompe demasiado los puntos de vista y, por ello, el ritmo de las secuencias, que debería ser agobiante y vertiginoso, pierde fuerza.

Lo más interesante de Keep Watching no son los asesinatos, ni las extrañas trampas y cámaras repartidas por toda la casa, ya que implica unos planes minuciosamente trazados que parece adelantarse a los personajes, tampoco su violencia un poco forzada, sino la lectura final: en un mundo cartografiado por las redes sociales y los vídeos virales, no solo hay cabida para el morbo y la sangre sino que muchas veces es lo que piden los espectadores.

Son los últimos minutos, con un giro que puede ser predecible desde el principio, cuando la crueldad de la cinta se hace palpable, ya que obliga al espectador a pensar en lo que ocurrirá a continuación en la historia y a cuantos minutos estamos de que ocurra algo parecido en la vida real.

 

Esta entrada fue publicada en Cine, Found Footage y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s