Day Of The Dead: Bloodline

Tres años después del brote zombi que asoló el mundo, un grupo de supervivientes malvive en una base militar en medio de las montañas. La posibilidad de encontrar una cura puede suponer el fin de la humanidad o su última esperanza.

Reconozco que no he visto El Cadáver de Anna Fritz, la cinta que dio a conocer a Héctor Hernández Vicens pero, aunque tiene buenas críticas, el visionado de DOTD Bloodline me ha dejado tocado y casi hundido.

Al igual que demostró Zack Snyder con Dawn Of The Dead, el universo zombi de George A. Romero permite distintas lecturas, de la crítica al consumismo o al totalitarismo al divertimento puro y duro; Day Of The Dead de 1985 era la única cinta de la trilogía original que faltaba por tener un Remake.

Visto el resultado, más hubiera valido que jamás se realizase, ya que es un DESASTRE (así, con mayúscula para enfatizar) en el que es imposible salvar nada: los hechos ocurren de forma totalmente gratuita, los personajes no aportan nada, las actuaciones son de piloto automático, el diseño de producción es inexistente, los zombis son  más o menos inteligentes según interese y, sobre todo, parece que Héctor Hernández sabe que el producto que tiene entre manos es toxico y no hace nada por salvar los restos del naufragio.

Verla es una pérdida de tiempo, avisados quedáis.

Esta entrada fue publicada en Cine, Zombies y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s