FANT 2018 #1

El matrimonio formado por Cindy y Mike decide pasar un fin de semana tranquilo con sus hijos Luke y Kinsey, antes del ingreso de esta en un internado para chicas problemáticas; el lugar elegido es un parque de caravanas en temporada baja. Esa noche, una jovencita aparecerá preguntando por Tamara.

Brian Bertino, el guionista y director de la cinta original, es el encargado de escribir el guion de la secuela mientras deja la dirección a Johannes Roberts;  el error que tanto Bertino como Roberts cometen es obviar que el mayor acierto de The strangers era la atmosfera y no la historia, y cuando se deja de lado el trabajo atmosférico de un home invasión para transformarlo en un simple survival, The Strangers 2 se convierte en una película que funciona a ratos, sobre todo en un primer tercio que es capaz de incomodar al espectador, mientras que su tramo final combina aciertos con errores de bulto.

Eso sí, la selección de canciones de los ochenta es un acierto al traer de vuelta temas poco conocidos que funcionan a la perfección.

Una pareja invita al padre viudo y al hermano del marido para celebrar la Nochevieja, las tensiones entre ellos son palpables y llegaran a un punto sin retorno cuando en la casa aparezca un extraño que afirma ser Dios.

Más que loable opera prima del dúo creativo Caye Casas y Albert Pintó que son capaces de levantar una cinta autofinanciada y ponerla a la altura, si no por encima, de otras cintas con una producción mayor y el apoyo de televisiones o institucional.

Son muchas las razones por las que Matar a Dios es destacable: una prologo que, como un puñetazo en la mesa, enseña las cartas sin miedo; el uso inteligente de la cámara en un espacio reducido, la masía donde se desarrolla la historia, cuyas paredes están repletas de todo tipo de horrores decorativos que harán las delicias de los fans de Alex de la Iglesia; una historia de humor negro, que remite al universo de  José Luis Berlanga y, destacando por encima de sus bondades, el muy acertado casting donde todos tienen su momento de gloria. Sería injusto no mencionar a Itziar Castro, Boris Ruiz, David Pareja, Eduardo Antuña y, especialmente, a Emilio Gavira que, con su interpretación, nos remite a la imagen feudalista de Dios: más dispuesto a castigar que perdonar, intransigente y, sobre todo, lleno de ira contra todo y todos.

Quien haya visto los cortometrajes de Caye Casas y Albert Pintó reconocerá elementos comunes y es que esta pareja creativa tiene un mundo interior repleto de atractivos.

Esta entrada fue publicada en 2010's, 2018, Cine, FANT, Fantaterror Hispanico, Festivales De Cine, Sesión Continua y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s