FANT 2018 #3

Encerrado en su laboratorio, Quint intenta evitar que la enfermedad que dejó en coma a su mujer terminé con la vida de sus hijos. El tiempo corre en contra y se encuentra solo mientras a su alrededor pululan personajes con turbios intereses.

En esta coproducción de EEUU, la india y los emiratos árabes hay que alabar a Maurice Haeems por querer hacer una historia de ciencia ficción pequeña e intimista situada casi exclusivamente en un laboratorio, los primeros cinco minutos de Chimera atraen al espectador gracias a un ritmo continuo, donde se le bombardea con información, pero el espejismo no tarda en desaparecer cuando el director/guionista no sabe qué hacer con su historia, claramente un mediometraje alargado, y se apoya de forma continua, agotadora diría, en las voces en off.

Las sorpresas de guion se revelan con demasiada rapidez, los personajes parecen entrar en bucle para repetir lo mismo una y otra vez, el personaje principal, interpretado por Henry Ian Cusick carece de fuerza para hacer que la historia gire a su alrededor. El cambio en el punto de vista del último tercio se nota forzado, intenta dejar fuera de juego al espectador sin saber que este, por lo menos yo, a esas alturas ya ha perdido el interés en Chimera.

Esperemos que Maurice Haeems aprenda, para su siguiente proyecto, que ritmo no es lo mismo que acumulación de sucesos sin orden ni concierto.

La felicidad de la joven pareja formada por Mary y Jack se trunca tras el nacimiento de sus gemelos: uno de ellos vive y el otro nace muerto. Aislada en un barrio nuevo mientras Jack trabaja para mantener su estilo de vida, Mary empieza a sentir que hay algo más con ellos en la casa.

La ópera prima de Brandon Christensen, también coautor del guion, cumple sin más el objetivo de la cinta: jugar a que el espectador no sepa si Mary está loca o si, por el contrario, hay algo oscuro junto a ella. El problema es que el histerismo de Mary llega a tal punto que al espectador ya le da igual si tiene razón o no. Es una pena, porque hay alguna secuencia bastante lograda, sobre todo en sus dos primeros tercios, e incluso el giro final mantiene la tensión, pero en conjunto es una cinta que se ve con agrado y se olvida con rapidez.

Esta entrada fue publicada en 2018, Cine, FANT, Festivales De Cine, Sesión Continua y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s