Primal Rage: The Legend Of Oh-Man

Cuando Maxwell sale de la cárcel, allí está su mujer Ashley; les espera un largo viaje de regreso en el que deberán decidir si continúan siendo pareja o si cada uno marchará por su lado. El encuentro de un cadáver en una carretera de montaña hará que sus objetivos cambien radicalmente: ahora deben sobrevivir.

La ópera prima de Patrick Magee, es más que elogiable por muchos aspectos, sobre todo por su clasicismo, entendiendo como tal que haya preferido el camino de la narración convencional al, cada vez más, trillado Found Footage.

Primal Rage no es perfecta, cierto, y su mayor error es el casting de Andrew Joseph Montgomery como protagonista masculino o la subtrama de la reserva india, pero son más sus aciertos porque Magee, también coguionista, es capaz de hacer girar la trama para sorprender al espectador, y vaya si lo consigue cuando levanta la última carta del guion.

Se agradece que en esta declaración de amor al género, especialmente a una película que no mencionaré, Magee haya cuidado tanto los efectos prostéticos – hay que recordar su fama en este campo -, que consigue hacer que el espectador sienta dolor en algunos momentos.

Muy bien rodada, repleta de dinamismo y con Casey Gagliardi erigiéndose como el descubrimiento interpretativo, Primal Rage es una cinta muy disfrutable que, esperemos, de más oportunidades a Patrick Magee como director.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s