Sitges 2018. 08

Una pandemia ha acabado con la humanidad. En su pequeño pueblo, el bibliotecario Del va limpiando el lugar metódicamente, pero la irrupción de la joven Grace pondrá su vida patas arriba.

La cinta de Reed Morano parte de una idea interesante que recuerda ligeramente a la novela I’M a Legend de Richard Matheson, como pasa los días un superviviente aislado para no perder la cordura, pero su ritmo cadente exige demasiado al espectador en el primer tercio. Con la llegada de Grace como otra superviviente la cosa podría animarse, incluso convertirse en una variación post apocalíptica de The Accidental Tourist de Anne Ramsey, gracias al caos que un torbellino vital crea en la rutina del bibliotecario, pero Morano opta por una gravedad que pasa factura. Los giros del guion no son nada del otro mundo y la ruptura en el tercer acto tiene lo más interesante de la película, algo incluso novedoso, y sin embargo, cuestiones presupuestarias, se la ventila con rapidez y sin darle el peso que realmente tiene.

Los mayores peros de la cinta, que a pesar de todo tiene valores, son el uso de una música siniestra que da coces a las imágenes, que se ventile en 20 minutos una trama que podría haber sustentado media película y, sobre todo, que resulta totalmente increíble que Elle Fanning pueda sentirse atraída por Peter Dinklage, no por las diferencias de edad, estatura y físico, sino porque el personaje de Dinklage es triste y la interpretación del actor es demasiado apesadumbrada; en Rememory de Mark Palansky hizo un personaje casi idéntico y uno se pregunta si es que Dinklage no tiene más registros. Paul Giamatti y Charlotte Gainsbourg están por ahí para hacer avanzar la historia y poco más. I Think We Are Alone Now podría haber sido mucho mejor de como ha quedado, una pena.

Por cierto, el póster no tiene nada que ver con la película.

El matrimonio formado por Jules y Jackie va a pasar unos días a la casa que esta tiene junto a un hermoso lago. La aparición de una amiga infantil de Jackie hace que Jules se plantee todo lo que desconoce de su mujer.

El tándem Guionista/director Colin Minihan y Actriz Brittany Allen vuelven a repetir tras ese pequeño divertimento de It Stains The Sand Red y, de nuevo, inciden en una historia pequeña, con muy pocos personajes, que utiliza los paisajes como un personaje más en la trama, si en It Stains… era un árido desierto, aquí encontramos la antítesis con unos bosques frondosos y siniestros.

Gran parte del acierto de Miniham y Allen es que los giros de What Keeps You Alive son impredecibles y consiguen que el espectador no sepa muy bien a qué atenerse o qué ocurrirá a continuación. El dúo protagonista de Brittany Allen, que demuestra su versatilidad, y especialmente Hannah Emily Anderson, funciona bien en sus papeles y hacen que el espectador se implique emocionalmente.

Pero, al igual que ocurría con It Stains, el último tercio se rebela contra los autores, se alarga innecesariamente e incluso roza lo increíble y, si hasta ese momento la suspensión de la incredulidad funcionaba, parece que Minihan intenta llevar su trama hasta las últimas consecuencias y, con ello, resta puntos a una historia que hasta el momento funcionaba como un tiro.

A pesar de esto, y del terrible actor Joey Klein que empaña cualquier plano en que aparece, What Keeps you Alive es una película muy disfrutable.

Esta entrada fue publicada en 2018, Cine, Festival De Cine Fantastico de Sitges, Festivales De Cine, Sesión Continua y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s