Cerrado Temporalmente

Por motivos de trabajo, Tony Kanapes se muda temporalmente (bajo otra identidad) a

http://www.terrorweekend.com/

https://www.ivoox.com/podcast-terrorweekend-radio-show_sq_f1638672_1.html

En unos meses, volverá.

Gracias por estar ahí.

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

A Return To Salem’s Lot (1987)

El antropólogo Joe Weber viaja a Estados Unidos desde el Amazonas para hacerse cargo de su hijo Jeremy. La única solución que se le ocurre es viajar a Salem’s Lot, donde una anciana le legó una casa. Joe ignora que dicha herencia es parte de un plan de los vampiros locales.

Cómo describir A Return To Salem’s Lot… ¿Es una secuela? ¿Una reinterpretación? ¿Una broma o un trabajo muy alimenticio?

La película es, directamente, un desastre que no tiene peso como supuesta secuela ni como cinta independiente ya que, desde el minuto uno, se percibe el poco interés de Larry Cohen por llevar adelante el proyecto. El principio, rodado en un falso Amazonas, es tan ridículo y alocado que uno piensa que, igual, la película es divertida pero…

A los quince minutos ya está toda la carne en el asador, a la media hora se han presentado todos los personajes y, a partir de ese momento, A Return… deja a un lado cualquier atisbo de interés para, a cambio, ofrecer una aburrida interpretación de Michael Moriarty, el terrible – por mal escrito e interpretado, atención a cómo viste en su primera secuencia – personaje de su hijo Jeremy y una trama muy de Cohen – ¿Importa más la verosimilitud o una trama entretenga? – que resulta forzada y poco fluida. Lo único destacable es la interpretación que el director de cine Samuel Fuller hace de un cazador de nazis que, ironías del destino, acaba en el pueblo.

A veces hay que saber darle al “stop” cuando se ve una película.

Publicado en Cine, Larry Cohen | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Slasher T3

Hace un año, el asesino llamado El Druida acabó con un hombre tras la fiesta del solsticio de verano; entre los habitantes del edificio donde fue asesinado hay muchos secretos y ahora el Druida, que regresa a por más sangre, les obligará a revelarlos.

Es curioso, pero al contrario que muchas series de antologías que van de más a menos, la propuesta de Aaron Martin sube escalones temporada a temporada, así como la primera era bastante floja y lenta, el nivel de sangre y violencia subió en “Guilty Party” para ascender su apuesta en este “Solstice”.

Me atrae el hecho de desarrollarse en un solo día y que los habitantes del edificio – por cierto ¿a qué arquitecto loco y decorador de interiores esquizofrénico se les ocurriría un edificio así? – sean una olla a punto de estallar en el que no falta de nada: racistas, lesbianas, etnias, religiones, sexo… en una mezcla casi adictiva donde los asesinatos son, en su mayoría, brutos, explícitos y variados. Cierto es que Martin y los guionistas estiran mucho el chicle de la verosimilitud, los paseos de unos y otros por el edificio y los tiempos entre un asesinato y otro, pero se agradecen estos productos desinhibidos con un alto body count gracias al ingente número de personajes desagradable que parecen pedir a gritos que les asesinen.

Cierto es que en Guilty Party adiviné la identidad del asesino en el quinto capítulo y que en Solstice hasta final del seis no me imaginé quien era el asesino, pero aun así los capítulos restantes tenían gracias y, sobre todo, el giro final que tiene lugar a pocos minutos del final, deja buenas sensaciones.

¿Habrá cuarta temporada de Slasher? ¿Seguirá ascendiendo en calidad y asesinatos? Así lo espero.

Publicado en slasher, Television | Etiquetado , | Deja un comentario

Bernard Hermann/Laurie Johnson. It’s Alive: Island Of The Alive. Suite. 1987

Larry Cohen termina – a la baja y con escasa imaginación – su trilogía de bebes monstruosos y, de nuevo, vuelve a contar con Laurie Johnson, el único compositor con el que repite aparte de Bernard Hermann.

El trabajo de Johnson luce más ya que, aunque vuelve a utilizar el tema de Hermann, el cambio de localizaciones le permite jugar con música de elemento marítimo y aventurero; Laurie Johnson consigue un gran trabajo que, esta vez si, es superior a la cinta a la que acompaña.

Publicado en Larry Cohen, Soundtracks | Etiquetado , , , | Deja un comentario

It’s Alive III: Island Of The Alive (1987)

Han pasado cinco años desde que la sentencia de un juez salvó a los bebes monstruosos. Han sido recluidos en una isla remota y el grupo de especialistas, y el padre de uno de los bebes, viajan al lugar para ver cómo se han aclimatado. Allí descubrirán algo inesperado.

La tercera parte evidencia que Larry Cohen no supo cuidar adecuadamente su creación, el desinterés por la historia, más preocupada por llegar a la resolución que por cimentar el camino, es visible ya que tras una primera media hora que sigue los conceptos de la segunda cinta, se dispersa con una historia que funciona a medio gas debido a las carencias presupuestarias y que, al contrario que en otras cintas del director, Larry Cohen no pudo/quiso disimular.

El protagonismo absoluto de un Michael Moriarty fuera de si, en un personaje terriblemente irritante con tics heredados de The Stuff y A Return To Salem´s Lot, es una losa a la que tampoco ayuda el personaje de Karen Black – totalmente innecesario – y un final absurdo y forzado en un mal cierre de la trilogía.

¿Tenía Cohen pensada una continuación? Jamás lo sabremos.

Publicado en Cine, Larry Cohen | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Anthony Guefen. The Stuff. Theme. 1985

Para la cinta más recordada de Larry Cohen, Anthony Gueffen – Autor de escasa y poco relevante carrera – compuso un tema puramente orquestal muy de la época: fanfarrias divertidas, épicas, con ecos de John Williams, que acompañan a la cinta pero no consiguen desmarcarse de esta; algo bueno para la cinta y malo para la escucha aislada.

Publicado en Larry Cohen, Soundtracks | Etiquetado , , , | Deja un comentario

The Stuff (1985)

Cuál es la composición del Stuff, porque todo el que la prueba cae rendido
ante su sabor y no puede dejar de comerlo. Un niño y un investigador privado unirán sus fuerzas para llegar al fondo del asunto.

Posiblemente la cinta más conocida de Larry Cohen, donde mezcla conceptos
como The Body Snatcher y espionaje corporativo para ofrecer una película con
ecos de la serie B de los años cincuenta, esa factoría perdida en medio de la
nada y el niño enfrentado a su familia como en Invaders From Mars.

Michael Moriarty, claramente el alter ego de Cohen, vertebra la cinta con su
personaje de David “Mo” Rutherford que, como un pistolero de las películas
de Leone, es incapaz de dar su fidelidad a otro interés que no sea el suyo;
atención al loco giro final con un Paul Sorvino en estado de gracia.

Repleta de imágenes icónicas, aunque los efectos especiales resulten
demasiado artesanos, The Stuff es la cinta más recordada de Larry Cohen, un alocado divertimento que, como la mayoría de las cintas del director, prefieren avanzar a tener que desarrollar personajes.

Publicado en Cine, Larry Cohen | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Bernard Herrmann. It’s Alive. Theme. 1974

En el año 1974, Bernard Herrmann ya era un clásico entre los clásicos.
Por el camino había compuesto grandes temas que se quedaron en el imaginario
popular, Pshycho o The 7th Voyage of Simbad por poner dos ejemplos totalmente
diferentes: terror y cine de aventuras desprejuiciado.

Por ello sorprende que Herrmann, siempre inquieto, trabajara
en una cinta de bajo presupuesto, el primer acercamiento de Larry Cohen al
fantástico; el resultado cumple los estándares musicales de Bernard Herrmann: paisajes sonoros ominosos, notas que se agarran a la cabeza, con un leit motiv pegadizo,
y experimentación con la electrónica.

Una composición poco conocida debido a ser una cinta circunscrita al amante del género.

Publicado en Larry Cohen, Soundtracks | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Full Moon High (1981)

Pobre Tony, estrella de Rugby en su instituto, perseguido sexualmente por Nancy, acaba acompañando a Rumanía a su padre y allí le muerde un hombre lobo. De regreso al instituto Full Moon, sus cambios le pasarán factura y no será hasta 20 años después que podrá acabar con su maldición.

La sensación al ver Full Moon High es extraña, por un lado está esa parodia de I Was A Teenage Werewolf del año 1957, por otro la sensación de que Cohen está fusilando dos éxitos como Young Frankenstein de Mel Brooks – ahí está esa canción de violín y la presencia de Kenneth Mars – y Airplane!, el maravilloso spoof de Jim Abrahams y los hermanos Jerry y David Zucker… Y de una mezcla tan bizarra solo podía salir… El desastre que resulta Full Moon High.

Algunos chistes son muy logrados, cierto, sobre todo en su primer tercio ambientado a finales de los años 50, pero a partir de ese momento la cinta se vuelve terriblemente irregular, va dando saltos entre localizaciones y situaciones sin orden ni concierto. La intención de Cohen era jugar con el cambio de sexualidad y formas de entender la vida entre los 50 y los 80, pero fracasa al tener a un actor tan limitado como Adam Arkin, incapaz de transmitir al espectador; totalmente diferente a su padre, Alan, quien con su papel de Doctor Brand tiene algunos de los mejores gags de la cinta.

Solo para completistas y curiosos.

Publicado en Cine, Larry Cohen | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Robert O. Ragland. Q. Main Title. 1978

Para que la locura de Q funcionara correctamente, Larry Cohen tuvo la ayuda de Robert O. Ragland al mando de la batuta.

Ragland, compositor de segunda fila que nunca contó con un gran éxito y a los que muchos recordarán tan solo por esta cinta, utiliza la orquesta para generar, al mismo tiempo, misterio, inquietud – sobre todo gracias al uso del ondes Martinot – y cierto tono épico que sobrevuela la película al igual que Quetzalcoatl.

Publicado en Larry Cohen, Soundtracks | Deja un comentario