Shirley Walker. Final Destination. Main Title. 2000

Final Destination, por razones incomprensibles, es una saga de terror olvidada por el gran público a pesar de tener a la propia muerte como “Serial Killer” y una serie de accidentes y muertes repletas de crueldad.

La encargada de componer la música de la cinta inaugural fue la gran Shirley Walker que, de forma inteligente, no arranca la cinta con ese gran poderío orquestal que la caracterizaba sino con un tema lento, ominoso, que asciende poco a poco y consigue, con pocas notas, crear un leitmotiv inolvidable y repleto de personalidad.

Anuncios
Publicado en Soundtracks | Etiquetado , | Deja un comentario

Isidro Ortiz I: Somne

Una investigadora acude a una isla donde tiene su sede un laboratorio científico de fama mundial y se encuentra con el secreto oscuro de un experimento que salió mal y que ha dejado a gente en coma, también anda por allí un niño autista y un director de laboratorio bastante impertinente.

Hay que reconocerle oficio a Isidro Ortiz en sus dos películas de género fantástico, bien realizadas aunque ninguna sea apasionante.

Somne tiene el problema de muchas películas de su estilo: Muchas intenciones, pocos resultados. Empezando por una historia de high tech con presupuesto de Low Tech… Quiero decir que nos meten de lleno en una investigación científica llena de aparatos que no da la impresión de hacer gran cosa, sobre todo porque al final de la película aparece un laboratorio “ilegal” bastante mejor amueblado.

La historia también quiere llegar a mucho y se queda corta: Ni la intriga es nada del otro mundo, ni las respuestas para volverse loco porque no generan interés, y los personajes además de típicos y tópicos son planos y uno sabe quienes son los malos porque miran raro. Y con el giro final de la película todo el entramado se hunde cuando se descubre que la  historia es un simple remedo de “Abre Los Ojos”, que tampoco era para tirar cohetes precisamente.

Hay varios problemas: Unos actores que parece que estaban paseándose por allí, sobre todo un Nancho Novo que confunde a científicos con problemas de comunicación con científicos subnormales; Oscar Jaenada y Goya Toledo tampoco se libran, tanto por los problemas de escritura de sus personajes como por su escaso interés en lo que se está contando.

Una pena, porque el prologo de la película prometía mas.

Publicado en 2000's, Cine, Fantaterror Hispanico | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Michael Gore. Terms Of Endearment. End Credits. 1983

 

En cuanto el vídeo VHS llegó a la vida de mi familia, cada miembro empezó a grabar todas las películas que podía, y cada fin de semana se organizaban excursiones a los videoclubs.

Terms Of Endearment era La Película que nos reunía a todos frente a la pantalla, ya la habíamos visto (y llorado) en el cine y a la primera vez que la emitieron por televisión, la grabamos. Cada vez que la poníamos, a lo largo del metraje, unos y otros nos espiábamos para ver quién era el primero en llorar, porque con TOE se lloraba una barbaridad.

Los creditos del compositor, Michael Gore, apenas llegan a diez películas. Su música para Terms Of Endearment, aunque sujeta a los estándares musicales de la epoca, se ha convertido en algo intemporal. En EEUU, la melodía es tan popular que, tan solo con unos acordes, es reconocida.

Incluso fue parodiada en los Simpsons, lo que para mí es un honor.

Publicado en Mi Vida, Soundtracks | Etiquetado , , | Deja un comentario

El Bar

 

Un grupo de personas anónimas quedan atrapadas en el interior de un bar, cada vez que intentan salir un francotirador acaba con sus vidas.

No entiendo el cine de Alex De La Iglesia y Jorge Guerricoechevarria, puede que sea por falta de afinidad o, lo más probable, porque en cada cinta que veo de este director siempre espero el momento de su típico volantazo y que los personajes comiencen a correr como gallinas sin cabeza: brazos al aire, gesticulaciones exageradas, salidas de tono, cambios de humor… Todo aquello que no deja de ser su “firma personal“.

En el Bar pasa exactamente lo mismo: rodeado de actores que ya han trabajado previamente con él, añadiendo nuevos rostros, plantea una situación interesante y un microcosmos al que no sabe sacar partido, posiblemente porque mata el tiempo hasta el momento “gallinas descabezadas“.

Irregular, caprichosa, con personajes que pasan de “modo nervioso” a “modo histérico” por imperativo del director, con interpretaciones siempre al límite, el Bar podría haber sido una buena película “seria” de Alex De La Iglesia que en el fondo, tristemente, se queda en lo de siempre.

Publicado en 2010's, Fantaterror Hispanico | Etiquetado , , | 2 comentarios

James Horner. Krull. Epilogue And End Title.1983

En los primeros años de los ochenta, antes de la emisión televisiva existía la carta de ajuste. Todos los días emitían música distinta y anunciaban en el periódico cual era la selección diaria.

Cuando leí que aquel día pondrían diez minutos de la banda sonora Krull de James Horner. Di órdenes expresas a mi familia de que nadie me molestase, me estuve esperando media hora viendo la nieve de la pantalla hasta que empezó la carta de ajuste y pegué la  grabadora de mano al altavoz del televisor aguantando la respiración para no hacer ruido. Al acabarse la carta de ajuste, escuché este tema por primera vez, estaba tan concentrado en grabar que ni me entere de la música que sonaba.

Durante años, a pesar de la mala calidad, escuche mil veces la potente música de Krull, ya que la edición discográfica no la encontraba por ninguna parte o estaba económicamente a años luz de mi bolsillo. Menos mal que acabaron reeditándola en CD y me hice con ella.

Para mí, Krull siempre será la música de aquel verano, lo primero que “tuve” de James Horner.

Publicado en Mi Vida, Soundtracks | Etiquetado , | Deja un comentario

Doctor Who T10

Atrapado desde hace años en una universidad, guardando el secreto dentro de una bóveda y acompañado por el robot Nardole, el Doctor vive una existencia gris que dará un giro tras el encuentro con la joven Bill. Es tiempo de nuevas aventuras…

¿En qué momento se pierde la ilusión? ¿Nos hacemos viejos y descreídos? Cuando en el 2005 Russel T. Davies dio nuevos bríos al personaje, un nombre empezó a despuntar: Steve Moffat, cada nuevo capítulo de este escritor era motivo de celebración, sus historias eran alocadas pero repletas de imaginación.

A la altura de la quinta temporada, Davies abandonó la Tardis para que Moffat tomase los controles. Y la sensación de maravilla fue desapareciendo ya que, aunque el doctor y sus compañeros iban a lugares nuevos y se enfrentaban a grandes amenazas, el deja vu y el cansancio empezaban a aflorar con una formula ya repetida: llegada/problema/problema irresoluble/el doctor gesticula y suelta frases grandilocuentes antes de arreglar el problema. Así una y otra vez.

Tras cinco temporadas irregulares, es injusto negar que tuvo buenos momentos, Moffat salta de la Tardis con el buque a medio hundir: esta décima temporada es la demostración del agotamiento, muchas de las historias dan la sensación de quedarse a dos paso atrás de lo prometido, tan sólo unos pocos capítulos (concretamente 6/7/8/11) brillan entre la mediocridad. Y es una pena, porque Peter Capaldi, Matt como Nardole, la conciencia del Doctor y la simpática Pearl Mackie interpretando a Bill, aportaban aires frescos.

Pero ahora que Moffat se marcha de la serie, una despedida que se ha hecho eterna, sólo queda esperar que el nuevo “showrunner” recupere esos horizontes llenos de maravillas.

 

Publicado en Doctor Who, Television, TV UK | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Cliff Eidelman. Untamed Heart. I’ll Give You My Heart. 1993

 

Como reza el dicho: lo bueno, si breve, dos veces bueno.

El trabajo de Cliff Eidelman, además de bueno, se beneficia de su brevedad: el disco dura apenas 17 minutos. A cambio, el oyente se encuentra con un trabajo intimista ejecutado por una orquesta minimalista y coros, aparte del obligado tema con baterías y sintetizador muy de la época de los noventa. La historia también era muy de esos años: historia de amor entre una camarera y un joven tímido aquejado de una enfermedad cardiaca terminal. El drama está servido.

17 minutos que se pasan volando, en una atmósfera envolvente que deja con ganas de volver a escucharlo. Pero Untamed Heart fue el (pen)último paso de grandeza por parte de Eidelman, tras unos años donde cada disco era un paso más en el afianzamiento de una carrera prometedora; a partir de este gran trabajo, Cliff Eidelman se vio (o tal vez fue una decisión personal?) encasillado en simples comedias, mediocres películas románticas en las que ofrecía bellas composiciones que sabían a poco.

Publicado en Soundtracks | Etiquetado , | Deja un comentario